Más sobre las causas de la crisis

Hace unos días, en una clase en el Programa Learning to grow del IESE dirigido a mujeres emprendedoras, en colaboración con Barcelona Activa, les expliqué, brevemente, el desarrollo de la crisis económica. Y añadí una transparencia sobre las causas de la crisis, tema que ya he planteado otras veces en este blog.

Puse un ejemplo concreto: en la crisis hemos visto, en España y en otros países, un excesivo apalancamiento o endeudamiento de las instituciones financieras y una excesiva asunción de riesgos. Y ambos factores tiene que ver, y mucho, con la crisis. Y al explicar de dónde venían esos problemas, me referí a una variedad de niveles. El más inmediato es la política monetaria demasiado expansiva de la Reserva Federal norteamericana y de otros bancos centrales, el elevado ahorro de los países emergentes y la libertad de movimientos de capitales, que produjeron un gran aumento en el volumen de crédito y unos tipos de interés anormalmente bajos. Parecido fue el impacto de los incentivos fiscales al endeudamiento de familias y empresas, o las políticas de fomento de la vivienda, en Estados Unidos y en España.

Luego está la deregulación de los mercados financieros, que yo relacionaba con argumentos de carácter económico, como la tesis de que el objetivo de las empresas debe ser la maximización del valor para los accionistas, la teoría de la agencia y la tesis de la autorregulación y eficiencia de los mercados. Una consecuencia de ello fue el crecimiento de la remuneración de los directivos y la creación de incentivos perversos, que dieron como resultado aquel excesivo endeudamiento y asunción de riesgos.

Luego está la manifiesta imprudencia en la gestión de las empresas no financieras y de las entidades financieras y la incompetencia de algunos directivos, que yo relacioné con las situaciones de codicia, fraude, injusticia, falta de transparencia, todas ellas ya en el plano ético, que se relacionan con actitudes morales sociales como el individualismo, el utilitarismo social o el relativismo ético, a los que me he referido otras veces. Y, dando un paso más, la tesis de que la economía o la política son independientes de la ética, y su consecuencia, que es que la ley es la que determina qué es ético o qué no lo es. Y todo esto me llevaba, finalmente, al bloqueo de los mecanismos de control social sobre conductas inmorales, que hacía posible la continuación y la multiplicación de aquellas conductas.

Bueno, todo esto no pasa de ser, como dicen ahora, una «narrativa» o un «relato» de la crisis. Pero me sirve para hacer notar la pluralidad de causas: unas técnicas, otras de política económica, otras de ideas económicas, políticas y sociales, otras de instituciones y su funcionamiento, otras de modelo de economía y aun de modelo de sociedad.

4 thoughts on “Más sobre las causas de la crisis

  1. La sociedad tiene gran parte la culpa de esta crisis. Es imposible que la gente se endeudará de tal manera consintiendo las practicas ‘usureras’ de los bancos. Una pena haber llegado a este punto.

  2. Apreciado i admirst Antonio, como casi siempre, tus excursiones en tu blog pecan de lo mismo: «síntesis». Das por sentado, a priori, que los que te leemos somos «expertos» en el tema. Esa sencillez expoditiva, que te caracteriza, a la vez te «traiciona». Y, lo que es MUCHO peoe, nos deja, a nosotros tus lectores, a 2 velas, o diez … .
    De toda forma, te preguntaría, ? De verdad crees que el que se hipotecaba no sabía sumar ????!!! Porque cuando yo me casé, 1976, todos sabíamos sumar. Será que la LOGSE fracasó estrepitosamente?

    Recibe un cordial saludo, de tu amigo i admirador
    Luis Tarragona

  3. Cuando en un sistema retroalimentado se verifica una desviación actúan los mecanismos de corrección. En el ser humano se les llama sentimientos. Si son agradables se fomentan y viceversa.
    Pero dejarse guiar por los sentimientos en lugar de los objetivos y misión del sistema es dejar el autocontrol en manos del subordinado. Hay que actuar en función de lo previsto, corrigiendo los imprevistos.
    Las virtudes son la guía para cumplir la misión y los hábitos para los objetivos. Ambos son cualitativos. las primeras se encuentran en los hombres buenos y los segundos en los hombres sabios, no hay que engañarse.

  4. Leyendo su artículo me doy cuenta que pronto habrá otra crisis y problablemente peor ya que la política monetaria super expansiva de la Reserva Federal norteamericana y de otros bancos centrales, continua y ya no digamos los tipos de interés anormalmente bajos que hay aún. Quiero ser optimista tanto la tesis de maximización de beneficioscomo desregularización de los mercados y l’Agence Theory como otras perniciosas teorías siquen en la cabeza de muchos. Sinceramente, lo veo muy negro a largo plazo, a corto saldremos pero a largo con está deuda sólo cabe esperar la crisis perfecta.

Comments are closed.