Algunos “monstruos” de la dirección de empresas

En una entrada anterior hice referencia al 20º Simposio de Ética, Empresa y Sociedad, que tuvo lugar en la sede del IESE, en Barcelona, los días 2 y 3 de julio. Ahora me referiré brevemente a algunas ideas que expuso mi colega Jordi Canals, en la sesión final, dedicada a “Leadership and management in the Fourth Industrial Revolution”, donde habló de los cinco “monstruos” que están destrozando la buena gestión de las empresas en  la actualidad:

  • Las finanzas se han adueñado de la dirección. El paradigma que inspira la dirección es, ahora, en muchos lugares, el financiero.
  • La creación de valor para el accionista. Es algo necesario, pero cuando se convierte en “el” fin de la empresa, lo echa todo a perder.
  • El paradigma de la optimización. Claro que es importante optimizar, pero sabiendo bien qué se optimiza y por qué. Cuando se convierte en un “monstruo”, la optimización rompe los lazos de la empresa con el marco social en que se mueve, con las capacidades y conocimientos de las personas, etc., y conduce al cortoplacismo.
  • El estado de la reputación de las empresas, que se encuentran en los últimos lugares de las instituciones más valoradas en las sociedades occidentales.
  • La llamada gestión de las personas, que las trata como objetos.

Me gustó la llamada final de Jordi Canals hizo a las empresas, para que asumiesen los retos principales que tienen en nuestras sociedades:

  • Crear empleo. Las empresas saben cómo hacerlo, para que sea productivo, relativamente seguro y bien remunerado. No deben “mirar hacia otro lado”.
  • Educación: no solo en los centros escolares y universitarios, sino también en la misma empresa.
  • Creación de oportunidades. Para todos. Esta es la verdadera igualdad.
  • Una sociedad justa. No es una responsabilidad solo de las empresas, pero también lo es para ellas.

7 thoughts on “Algunos “monstruos” de la dirección de empresas

  1. Totalmente de acuerdo con lo que comenta en el post! La creación de valor para el accionista hace que cuando muchas salen a bolsa cambien radicalmente su aspecto más humano, para enfocarse a políticas que hagan subir el valor de la acción!

    Muy buen artículo, gracias por compartirlo

    iván

  2. Muy interesante y relevante reflexión, como es habitual, querido profesor.

    Me atrevo a sugerir un “monstruo” adicional que puede tener más influencia -muy frecuentemente negativa- de lo que parece en la vida de las empresas: la dicotomía potencial entre las decisiones que más convienen a la empresa, a las personas que la integran y a la sociedad y las decisiones que más pueden favorecer la carrera profesional del directivo que las toma. Afortunadamente, es frecuente que ambos intereses sean compatibles e incluso convergentes, pero no siempre es el caso.

Comments are closed.