Las seis W para las tres funciones del Consejo de Administración

kipling_TEXTOfotoLas funciones de un consejo de administración pueden resumirse en los siguientes tres conceptos, descritos en el informe Cadbury publicado en 1992:

–    Proyectar la empresa a largo plazo
–    Asegurar su continuidad y guiar
–    Monitorizar a la dirección de la empresa.

Algunos empresarios familiares piensan que para cumplir con las tres dimensiones citadas en el punto anterior quién mejor que ellos mismos. A estos empresarios me gustaría dirigirme hoy. Son propietarios al cien por cien de las acciones, administradores únicos de la sociedad que gestionan y por supuesto presidentes ejecutivos sin órgano de control alguno.

Con toda humildad me permito sugerirles que se planteen reflexionar acerca de los cinco adverbios que  Joseph Rudyard Kipling utiliza en su conocido poema «I keep six honest serving men…»

  • WHAT: ¿Qué es un consejo de administración?
  • WHY: ¿Por qué (y para qué) un consejo de administración?
  • WHEN: ¿Cuándo constituir un consejo de administración?
  • HOW: ¿Cómo debe ser un consejo de administración?
  • WHO: ¿Quién debe formar parte de un consejo de administración?

Por supuesto, las anteriores preguntas serán inútiles si solo pensamos en un consejo de administración que se limite a formular las cuentas anuales y someterlas a la junta de accionistas para su aprobación. Es un asunto que no deja de llamar la atención pero que me ha tocado ver en muchas empresas familiares.

Para esas empresas dejo abiertas las preguntas formuladas con el compromiso de desarrollar el contenido de cada una de ellas en próximos posts.

Mientras tanto cualquier opinión acerca de cualquiera de estos aspectos será bienvenida para iniciar el debate.

Saludos cordiales a todos.

 

One thought on “Las seis W para las tres funciones del Consejo de Administración

  1. Adecuado tema Profesor, como siempre. Hasta hace poco yo era consejero de una sociedad donde el Comité de Dirección en pleno eran miembros del Consejo. No servía para nada, ningún Consejero iba a poner en tela de juicio su propia gestión, así que los Consejos no servían para nada. Desde mi punto de vista, los consejeros no deben estar involucrados en la gestión, pero deben preocuparse de profundizar en lo que pasa y en como se gestiona la empresa y ser valientes en discrepar y en desafiar los planteamientos. Y el Presidente exigirlo.

Comments are closed.