Mujer y Dirección de Empresas

La semana pasada estuve como ponente en la Jornada que la Cámara de Comercio de Barcelona organizó bajo el tema: “Captando el talento femenino para las organizaciones del futuro” . Allí coincidí con muchas antiguas alumnas como Nuria Lao, Marta Grau, Silvia Sorribas, Carme Martinell y Gemma Bertrán. Fue gratificante experimentar hasta qué punto estábamos de acuerdo en las causas del déficit de mujeres en los Programas de Dirección de Empresas y en sus implicaciones sobre el mundo empresarial.

En mi mesa redonda hablamos de la responsabilidad de las Escuelas de “Negocios” (que yo propongo llamar de Dirección de Empresas, porque las palabras conforman la realidad…) en los valores de las empresas de futuro, y sobre cómo conseguir que haya más mujeres en los Programas de Post Grado. Resumidamente, comenté lo que tantas veces habéis oído en mis sesiones: que hay que abrir el ojo femenino en todas las Instituciones y repensar la Empresa. Las causas de fondo son dos:

1. El paradigma economicista que hay que cambiarlo y hacerlo más humano (paradigma antropológico en todo el currículum de asignaturas).

2. La rigidez empresarial que hay que cambiarla por flexibilidad y dirección por objetivos, buena gestión del tiempo y reuniones,etc, a fin de que las mujeres no piensen que entrar en dirección de empresas significa convertirse en “tiburones” perdiendo su vida personal y familiar.

Algunas acciones prácticas para conseguir que vengan más mujeres empresarias o directivas a los Programas, en mi opinión, son: facilitar el conocimiento previo de esa realidad a través de sesiones por el método del caso como hacemos en el “Young Talent Program” del IESE o en nuestro “Women’s Lobby” donde antiguas alumnas y personas de todos los sectores tienen ocasión de conocerse y de hacer networking; ofrecer formatos con módulos residenciales de menor duración y on-line (más familiarmente responsables); dar becas a las mujeres como hace la Comunidad de Madrid y el IESE en el Global Executive MBA (ya que el techo no es sólo de cristal, si no a veces de cemento por razones personales que tienen que ver con el tiempo y el dinero); y ofrecer ejemplos de mujeres líderes referentes que han tenido hijos durante los programas.

Con esta finalidad, que haya más presencia de mujeres en altos directivos, invité a la camara de comercio a que apoyen el autodiagnóstico de sus empresas asociadas para que sepan de dónde parten, que conozcan su grado de conciliación, flexibilidad y aportación a la sociedad, para que sepan si están en un entorno flexible y familiarmente responsable midiéndolo a través del índice IFREI que pueden encontrar en la página web de nuestro Centro Trabajo-Familia.

A pesar de que el 60% del talento universitario son mujeres, el 80% de las decisiones de compra dependen de ellas y el estilo de liderazgo femenino está más alineado con el nuevo paradigma, siguen siendo muchas las mujeres que van perdiendo su trabajo en el mercado o que están sub-ocupadas. Aquí tenéis un breve reportaje emitido en un telediario y el artículo “A por ello”, escrito por Maruja y por mí, que salió publicado en el periódico de Cataluña ayer, domingo, que tratan este tema.

Recibe el blog de NCH en tu buzón

10 Comentarios

  1. Muy apropiado y oportuno el tema. Como siempre Nora Chinchilla aportando sus reflexiones para orientarnos a todos sobre estos temas que para muchos son irrelevantes pero que reflejan el drama de una sociedad injusta con la mujer.

  2. Gracias por seguir luchando y perseverando por esto, Nuria. Algunas, incluso sumamente luchadoras y preseverantes hace años, hoy hemos tirado la toalla. La impotencia crea desesperanza y la desesperanza frena todo los motores.

    Creo que la única solución para las directivas en paro es emprender. Pero, ¿cómo hacerlo en un entorno que no favorece ni premia nada ese tipo de actitudes?.

  3. Alejandra Gomendio

    Hola Nuria!, he ido leyendo varios de los artículos, y hoy entro.

    Después de ver Europa desde la altura de las montañas japonesas, de quedarme impactada con el sicario económico, de pensar en qué tipo de networking hace falta para mujeres en paro, de fascinarme con la lógica de Yunus y saborear el concepto de selflessness (tan caro al coaching), me he quedado con una extraña sensación que he conseguido finalmente definir: Tu blog parece una ventana, no a otras realidades, sino a la realidad, a lo que está ocurriendo y no sale normalmente en los periódicos. Porqué será?

    Gracias por mantener la luz encendida. De cómo escribes, ni te cuento.

    Un abrazo fuerte,
    Alejandra

  4. ANA MARIA ROMERO

    Me parece estupendo el planteamiento. Sólo que hay que sensibilizar a los empresarios y a las mismas mujeres, para que se animen a luchar por algo tan legítimo como es alcanzar metas que hagan del mundo empresarial algo más humano y menos numérico. Los éxitos se revelan en una sociedad con jóvenes bien educados, instruídos y que aprendan a ser serviciales, que será el resultado de personas felices. ¡Harta falta nos hace!!!!!

  5. Nuria, en general, estoy de acuerdo con el necesario cambio de paradigma empresarial que permitiría a hombres y mujeres conciliar sus metas profesionales y vidas personales, no necesariamente ligadas a una familia.

    Me llama la atención, no obstante, el énfasis que se pone últimamente en el 60% de talento femenino en las universidades, cuando proviene de un índice de fracaso escolar masculino previo en la ESO que supera en un 30% al femenino (en algunas comunidades autónomas es incluso superior). Este segundo aspecto parece no inquietar en demasía a los ministerios de Educación o Igualdad, aunque en los países considerados progresistas en Europa y también en EE.UU ya se están tomando medidas para paliar esta creciente disparidad. También es conocido que el 80% de las decisiones de compra corresponden a las mujeres (un porcentaje similar de anuncios de TV van dirigidas a ellas). En una sociedad que repetidamente has criticado como de consumista y deshumanizada, ¿no sería necesario introducir un poquito más de responsabilidad en ese 80% de decisiones de compra, que muchas veces se realizan por un “porque yo lo valgo”, incurriendo en préstamos innecesarios?. El 95% de las personas que tienen problemas de sobreendeudamiento en las tarjetas de crédito son mujeres, así como problemas de adicción al consumo desaforado, según un artículo publicado hace meses en el dominical de El País.

    Sigo con interés tus posts y como hombre apoyo tu campaña de conciliación entre la vida personal y profesional para hombres y mujeres.

  6. Donde escribí “como hombre apoyo tu campaña de conciliación entre la vida personal y profesional para hombres y mujeres”, debería haber escrito “como persona sensibilizada con los temas que tratas, apoyo tu campaña de conciliación entre la vida personal y profesional para hombres y mujeres”.

  7. Acabamos de llegar de Bruselas y nuestro hijo pequeño nos llamó para invitarnos a cenar. Estuvimos hablando del tema del empleo y especialmente de la incidencia actual del paro en la mujer. Él defendía la situación en otros países europeos y la facilidad para los trabajos a tiempo parcial, como forma de conciliación y de solución social. En cuanto a tu propuesta sobre la formación, la mujer se convierte muchas veces en emprendedora ante una situación de paro y en esas condiciones, asumir el coste y esfuerzo adicional de una formación específica es dificilmente asumible.

  8. Julio Martínez Garay

    No hay duda de que SS Juan Pablo II tenía razón y mucha!, cuando dijo que ” La Mujer da Vida a la Humanidad y Humanidad a la Vida” y parte de esa Humanidad son las Empresas.

  9. Elena Álvarez

    También yo opino, como dices Nuria, que hará mucho bien “abrir el ojo femenino en todas las Instituciones y repensar la Empresa”.
    De hecho, aunque puede que no sea del todo extrapolable al tema que planteas en este post -¿o tal vez sí?-, pienso que es justamente esa visión “femenina”, y su decidida apuesta por ella, la que ha hecho posible que Yunus -rompiendo moldes y a contracorriente de las costumbres ancestrales de su país- concibiera y emprendiera su admirable y apasionante labor.
    Por otro lado, veo que hoy has colgado un nuevo post con una nueva conferencia de Mn. Costa, qué bien!. En cuanto pueda, saco tiempo para oírla y disfrutarla.

  10. Cualquiera puede dirigir una empresa, hombre o mujer. No obstante, para estar al frente de un grupo se necesitan de varias habilidades y aptitudes que pueden ser aprendidas mediante una buena capacitación.

Entradas recientes