Pobres ricos o ricos pobres

El plan de José: almacena para cuando no haya (Ilustración: BBC World)

La Biblia no proporciona ningún modelo económico, sino un modelo de persona, aunque diferentes confesiones cristianas se han empeñado en alinear las Escrituras con diferentes sistemas: marxista para los teólogos de la Liberación, socialista para otros sectores,  o alguna forma de capitalismo. Una reflexión interesante que podéis leer aquí es la que hace Tomas Sedlacek, “el economista que recomienda no olvidar las 7 vacas de la Biblia“.

Don Hanjo Kollemann, capellán del Campus de IESE Barcelona, habló de ello en nuestro último I-WiL Lunch del año 2018, que tradicionalmente, y dada la proximidad de la Navidad, solemos dedicar a algún aspecto más directamente relacionado con valores antropológicos cristianos. Con el título Bible and Business, explicó aspectos generales de la Biblia, como la autoría, la estructura, los géneros literarios, y cómo esto afecta a los empresarios.

Juan Pablo II acuñó el término hipoteca social, “durante la III Conferencia del Episcopado Latinoamericano celebrado en Puebla en 1979.  Es la deuda que tienen con la sociedad quienes han sido beneficiados con diferentes carismas y dones, lo que facilita la construcción de un patrimonio.” (Podéis leer más aquí). Father Hanjo se extendió especialmente sobre el tratamiento que los ricos reciben en el Evangelio, con los dos pasajes más conocidos sobre el tema:

Mt 6,24: nadie puede servir a dos señores, porque o tendrá aversión a uno y amará al otro o bien se allegará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.

Mt 19,23: difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos. De nuevo os digo: más fácil es que un camello pase por el ojo de una aguja que entre un rico en el reino de los cielos. Al oír esto, los discípulos se quedaron muy asombrados y decían entonces, ¿quién podrá salvarse?

Por eso, ¿ser rico equivale a ser pobre? ¿Es preferible ser pobre? ¿Los ricos no pueden esperar salvación? Un rico pobre (que

Lugar del bautismo de Lidia, en Filipos (Grecia)

vive el desprendimiento) es aquel que combate la pobreza, la desigualdad y la inseguridad con sus bienes. Y puso como ejemplo a Lidia de Tiatira, la primera cristiana europea, mujer de negocios, empresaria dedicada a la tintura textil, que se convirtió al cristianismo al escuchar a San Pablo, y con ella toda su familia. Vivía en una región de Macedonia, en territorio hoy europeo, y conoció a Pablo en Filipos (Grecia). De su iniciativa y capacidad de hospedar a Pablo y sus acompañantes, se deduce que tenía un elevado estatus social y que, posiblemente, era viuda, ya que es la protagonista del relato, sin que aparezca ningún hombre en el mismo. (Aquí podéis ver su presentación).

A cuatro días de la Nochebuena, muchos van locos cerrando temas como si el mundo se fuera a acabar con el final del año. Pero esperemos que no sea así. Aquí tenéis el vídeo de la sesión, que incluso podéis ver en el 2019! Aprovecho para desearos a todos una muy feliz y santa Navidad, rodeados de vuestras familias y seres queridos.  Que traigamos Paz al 2019. ¡Seguimos!

 

 

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

7 Comentarios

  1. Nuria, Una Feliz y Santa Navidad. Con amor de Cristo.

  2. Gracias Nuria por este blog.

    Un pobre es un pobre y un rico es un rico.
    El nacimiento de Jesús en Belén es Pobreza y Riqeza en Amor. Y asi, paso a paso, hasta el Monte Calvario.
    La riqueza aleja….y, si,a la larga, entristece porque choca con el Amor.
    Ojo con el manido recurso del rico desprendido… encontramos mil maneras de justificarnos y vivir de espaldas a los pobres .
    Con cariño y agradecimiento, Feliz Navidad.

  3. […] La Biblia no proporciona ningún modelo económico, sino un modelo de persona, aunque diferentes confesiones cristianas se han empeñado en alinear las Escrituras con diferentes sistemas: marxista para los teólogos de la Liberación, socialista para otros sectores,  o alguna forma de capitalismo. Don Hanjo Kollemann, capellán del Campus de IESE Barcelona, habló de ello en nuestro último I-WiL Lunch del año 2018, que tradicionalmente, y dada la proximidad de la Navidad, solemos dedicar a algún aspecto más directamente relacionado con valores antropológicos cristianos. Con el título Bible and Business, explicó aspectos generales de la Biblia, como la autoría, la estructura, los géneros literarios, y cómo esto afecta a los empresarios. Juan Pablo II acuñó el término hipoteca social, “durante la III Conferencia del Episcopado Latinoamericano celebrado en Puebla en 1979.  Es la deuda que tienen con la sociedad quienes han sido beneficiados con diferentes carismas y dones, lo que facilita la construcción de un patrimonio.” Leer más […]

  4. Miguel Ángel Soto Caba

    Feliz Navidad Nuria.

    Hablar de economía y no citar los límites biofísicos del planeta y la creciente crisis ambiental me parece un error.

    La Biblia no propone un sistema económico, pero el Papa Francisco ha puesto los puntos sobre las ies al modelo capitalista en su encíclica Laudato Si.

  5. Gracias, Miguel Ángel, por recordarlo.

  6. “No existe un modelo de negocio, sino un modelo de persona”. Fantástica reflexión para empezar el año.

  7. Hay en día decir que no existe pobres o ricos, es como querer decir que hay rosas sin espinas.

    La sociedad hoy en día tiene mas defectos que virtudes, los grandes aprovechándose de los débiles.

Entradas recientes