Mujer, ciencia y liderazgo

La presencia de mujeres en el ámbito científico continúa presentando un desequilibrio importante en España y en el mundo. ¿Por qué las mujeres se mantienen alejadas de este ámbito? ¿Son frenos externos o internos los que dan lugar a esta situación?¿Cómo podemos impulsar y apoyar a las jóvenes científicas? Hemos abordado esta cuestión en el primer I WiL Networking Lunch del curso 2022-23 (20/9/2022), con la presencia de una gran conocedora del tema, María Iraburu, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular y rectora de la Universidad de Navarra.

Nuria Chinchilla y María Iraburu

Según datos de la ONU, menos del 30% de investigadores científicos son mujeres. En nuestro país, las mujeres ocupan el 25% de las plazas de catedrático de universidad y profesores de investigación en el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Las diferencias comienzan en las fases más tempranas de la educación y se ponen de manifiesto en la elección de estudios superiores. Los datos hablan por sí solos: la infrarrepresentación femenina en los ámbitos científico y tecnológico es un hecho.

Mujer científicaDesde una perspectiva autobiográfica, María pone sobre la mesa experiencias en primera persona que le han llevado a descubrir los techos de cristal en la trayectoria científica de las mujeres, comunes a otras disciplinas y ámbitos profesionales. Sin embargo, considera que los enemigos más difíciles de vencer son internos, los sesgos y falsas creencias internas, los techos de cemento. La inseguridad y el perfeccionismo característicos del tan común síndrome de la impostora son obstáculos al desarrollo de trayectorias profesionales exitosas en el campo de la ciencia y la tecnología para muchas mujeres (más información, aquí).

La complejidad de la persona, sus decisiones y su comportamiento, nos lleva a huir de explicaciones simplistas. Más bien estamos ante un fenómeno multifactorial en el que los factores educativos, sociales y familiares tienen un peso importante. Contrastado el diagnóstico con datos y con la propia experiencia, lo relevante es apuntar e implementar soluciones para producir ese cambio tan necesario. En este punto, María apela de nuevo a la necesidad de actuar en diversos frentes, puesto que las causas del problema son también complejas.

El mentoring de las jóvenes que inician su trayectoria en los campos de la ciencia y la tecnología es una herramienta muy útil. Ofrecer referentes reales y asesorar desde la experiencia ayuda a generar autoconfianza. En esta línea, María ha impulsado la iniciativa Women for Science and Technology, dirigida a la visibilización de la mujer en la ciencia y a fomentar carreras científicas de alumnas de grado y posgrado de áreas STEM. Desde la universidad, los centros de investigación y las empresas, esta labor de visibilización puede producir un efecto llamada entre las más jóvenes, atrayendo y despertando vocaciones científicas ya en la escuela.

La perspectiva y las soluciones comentadas en esta sesión no son de exclusiva aplicación en el terreno científico o en el tecnológico, sino que pueden generalizarse para todos los terrenos profesionales. La visibilidad, el networking y el mentoring son instrumentos necesarios para ganar autoconfianza y dejar a un lado esos frenos internos, los techos de cemento, que en tantas ocasiones boicotean la trayectoria profesional de las mujeres.

Tras la intervención de María Iraburu mantuvimos un coloquio en el que algunas asistentes plantearon cuestiones muy interesantes. Aquí os dejo el video completo, para que podáis disfrutar de esta primera reunión de nuestro I WiL Networking Lunch. En breve publicaremos el calendario programado para el resto del curso que, como sabéis, y como gran novedad, alternaremos entre Madrid y Barcelona (presencial/online). 

Link al video

Sobre la ponente

María Iraburu es la tercera de cinco hermanos. Licenciada en Ciencias Biológicas por la Universidad de Navarra. Realizó una estancia post-doctoral en el Centro de Investigaciones Hepáticas del Albert Einstein College of Medicine en Nueva York (1993-1996). En el curso 2018-19 realizó el Programa de Alta Dirección de Empresas (PADE) del IESE de la Universidad de Navarra.

En el año 1996 se incorporó a la Universidad de Navarra. Desde entonces, ha compatibilizado su carrera investigadora con la docencia y el gobierno universitario. Catedrática de Bioquímica y Biología Molecular, ha impartido docencia en las facultades de Medicina y Ciencias, de las que también ha sido vicedecana. Ha ocupado diversos cargos en el Rectorado de la Universidad de Navarra: vicerrectora de Alumnos (2005-2012) y vicerrectora de Profesorado (2012-2022). Es miembro de las comisiones de profesorado y asuntos académicos y de estudiantes de esa universidad.

El 14 de diciembre de 2021, el gran canciller, monseñor Fernando Ocáriz nombró a María Iraburu nueva rectora de la Universidad de Navarra. ​ La toma de posesión tuvo lugar el 10 de enero de 2022.

Recibe el blog de NCH en tu buzón

3 Comentarios

  1. las mujeres poco a poco estamos tomando parte de muchos temas importantes como la ciencia, a mi me toco vivir en un grupo en la universidad donde el pensamiento aun es muy cerrado, pero me alegra que poco a poco eso vaya cambiando

  2. Hola. Muchas gracias por el artículo sobre mujer y ciencia de tu blog. Muy buen enfoque y muy ilustrativo. Estuve leyendo sobre «el efecto Jannifer – John». ¿Estás de acuerdo con esta investigación sobre mujer y ciencia?
    Ánimo y gracias por tu blog.

  3. Es un camino largo y que estamos recorriendo lentamente pero lo importante es seguir avanzando con paso firme y seguro, siempre adelante y sin permitir que nada nos haga retroceder como sociedad. Gracias por tus reflexiones.

Entradas recientes