¿Feminismo? ¿Qué feminismo?

Hoy os ofrezco el vídeo “Por qué La Marcha de las Mujeres no nos representa” (y su transcripción traducida), publicado por la web norteamericana de noticias, The Daily Signal (perteneciente al thinktank, con sede en Washington D.C., The Heritage Foundation).

Como veréis, son muchas y variadas razones por las que estas mujeres se rebelan contra un feminismo impuesto y excluyente. Podéis añadir las vuestras en los comentarios. Por mi parte, en estos días en que aún resulta difícil creer la nueva Ley del Aborto de Nueva York, donde se puede abortar hasta el mismo momento del nacimiento (entre otras cosas, más detalles aquí), me sumo al rechazo de un movimiento que enmascara una dictadura que se pretende imponer desde posiciones de gran poder económico.

La Marcha de las Mujeres no me representa porque el movimiento fue un fraude desde el principio.

La Marcha de las mujeres no me representa porque no representa a todas las mujeres.

La Marcha de las Mujeres excluye a mujeres como yo porque mis creencias cristianas no encajan en su dialéctica de izquierdas.

Se ha dicho muchas veces que no hay cabida para mujeres como yo, con puntos de vista próvida o una visión tradicional del matrimonio y la familia.

Soy una conservadora próvida de “America First” y mi voz no es bienvenida, porque no voto con mi anatomía, ni con mi silla de ruedas. Voto con mi cabeza, guiada por mi corazón.

La Marcha de las mujeres no me representa porque están demasiado llenas de políticas liberales izquierdistas y en realidad no se preocupan del bienestar de las mujeres.

No representan a las “mini-mujeres” en el seno materno.

Creo que para ser verdaderamente pro-mujer hay que ser pro-niña, lo que significa que debemos ser pro-bebés, y no que tengo el derecho de matar a un niño para empoderarme.

Soy feminista próvida porque soy una orgullosa madre provida que cree que los derechos reproductivos significan esperar a tener sexo hasta estar casada.

Como hija adoptada y mujer, quiero usar esta segunda oportunidad que me da la vida para promocionar la adopción por encima del aborto.

La marcha de las mujeres no me representa porque sé que hemos nacido hombres o mujeres.

La marcha de las mujeres no me representa porque creo en igualdad de derechos, no en derechos extra.

Porque los líderes de la Marcha de las Mujeres son de alguna manera incapaces de condenar el odio.

Este feminismo te coloca una etiqueta y te dice lo oprimida que estás, lo que puedes decir y lo que puedes pensar.

Mis padres huyeron de la Cuba de Castro y puedo comprender y valorar los valores de la libertad de expresión y de la diversidad de opiniones políticas.

Lo que se percibe es que esas mujeres están enfadadas por alguna injusticia hacia su género, y como madre y profesional no tengo nada por lo que estar enfadada.

El mensaje de la Marcha de las Mujeres es: “Si eres mujer, eres una víctima”, pero yo, de ninguna manera, me siento víctima.

No me siento representada por una organización que excluye a tantas mujeres. Lo que necesitamos es una Marcha de todas las mujeres.

Recibe el blog de NCH en tu buzón

3 Comentarios

  1. mercedes pascual

    Estoy totalmente de acuerdo con ese manifiesto. Creo que es hora de que aparezca un movimiento feminista no radical y no manipulado por las izquierdas

  2. Maria José Ávila Navarro

    Estoy totalmente de acuerdo con el manifiesto en contra de la marcha,porque ya es hora de que se reconozca todos los valores diferenciales que la mujer aporta en la familia, en el trabajo, en la cultura… y que hacen a la sociedad más humana.

  3. Estoy totalmente de acuerdo

Envía un comentario

Entradas recientes