Integrar la vida, condición necesaria para una empresa conciliadora

En un mundo tan acelerado y global como el que estamos viviendo, es conveniente pararse a reflexionar sobre las claves de una trayectoria profesional y personal con éxito, así como el modo de impulsarla en la dirección adecuada.

Ayer, en el Programa de Continuidad Alumni, presentamos el libro Integrar la vida. Liderar con éxito la trayectoria profesional y personal, que he escrito con mi colega del IESE Esther Jiménez y la colaboración de Pilar García-Lombardía. Se trata de un practicum de Dueños de nuestro destino, el libro que escribí con Maruja Moragas, y que va por su 4ª edición en español. Mañana se cumplen 5 años del fallecimiento de Maruja, y por eso la sesión de ayer fue en su memoria, seguida de una misa de aniversario. Mi colega el profesor Alberto Ribera, director de la Unidad de Coaching del IESE y prologuista del libro, nos recordó la importancia de gestionar correctamente la principal empresa: “Yo S.L.” Para ello, como explicamos en el libro, lo apropiado es la integración, mucho más poderosa que la mera conciliación. Integrar es reunir todos los elementos vitales con un corazón inteligente, poniendo el acento en la propia misión como norte que dirige la integración.

El profesor Alberto Ribera durante el inicio de la presentación

El término «conciliación» se ha reducido, en su uso más frecuente, a una concepción tan simplista que resulta casi irreconocible: para muchas personas, conciliar se limita a implantar unos horarios laborales flexibles o a ampliar las bajas por maternidad. Porque, claro está, la conciliación, para estas mentalidades, es cosa de mujeres, más concretamente, de madres. En realidad, ¿por qué tiene que haber conflicto entre mi vida personal, mi familia, mi desarrollo profesional y mi desempeño en la empresa? Una persona proactiva, fuerte, que ha desarrollado su voluntad y su libertad, que sabe lo que quiere y cuáles son sus metas, será perfectamente capaz de orquestar su existencia, afinar todos los instrumentos y producir una melodía armoniosa.
En el libro planteamos una serie de prácticas y ejercicios que sirven de orientación en ese itinerario que comienza en la conciliación con uno mismo para después abrirse a los elementos que integran nuestra vida: la pareja, la familia, la empresa, el trabajo y, finalmente, la sociedad. ¿Cuál es nuestro rol en cada uno de estos ámbitos? ¿Por qué hacemos lo que hacemos? ¿Podemos o debemos cambiar nuestra perspectiva de la vida?
Una vez que somos capaces de conocer nuestra misión y ser coherentes y fieles a ella, todos los elementos se integran y adquieren sentido y trascendencia, proporcionándonos esa grata satisfacción espiritual y física que nos dará la posibilidad de tener una vida plena y feliz. En la toma de decisiones diarias, priorizando a qué dedicamos el tiempo, es como vamos tejiendo nuestra vida e integrando nuestra trayectoria profesional y personal.

En una sesión de continuidad que ofrecimos en noviembre 2011,  aquí tenéis lo que explicaba Maruja  sobre Kronos y Kairos:

Imagen de previsualización de YouTube

Como os contaba la semana pasada, acabamos de celebrar en la sede de la ESE Business School (Univ. de los Andes) en Chile, el II Encuentro Regional IFREI, que reúne a académicos de diferentes Escuelas de Negocios (IESE Business School de España, IAE Business School de Argentina, INALDE Business School de Colombia, entre otros y UNIS Business School, de Guatemala, entre otros), así como empresas y asociaciones de empresarios, como EMPREPAS, de El Salvador, para discutir e intercambiar experiencias sobre los temas de conciliación trabajo y familia. Allí vimos cómo las empresas conciliadoras requieren líderes integrados e integradores.

María José Bosch, Directora del Centro Trabajo y Familia de ESE, nos recordó que

“Conciliar trabajo y familia es un desafío para las organizaciones, los colaboradores y la sociedad. Estamos cambiando la forma en que trabajamos, no solo en el tipo de actividad que realizamos, sino también la demografía de las personas que la ejecutan”.

Con Karin Becker, directora de cultura del Grupo Security, Patricio Millo,  Transbank, Kalena de Velado, fundadora y presidenta de Emprepas de El Salvador, y mi colega Mireia Las Heras (IESE), y la profesora Mª José Bosch (ESE)

Durante dos días tuvimos sesiones con CEO’s y presidentes de empresas como Walmart, Sodexo, Grupo SecurityTelefónica, Agrocentro y expertos académicos de Europa y América y altos representantes de los gobiernos implicados. Os resumo aquí algunas ideas:

  • Santiago Machado, CEO de Sodexo “Tenemos 5 bolas: familia, comunidad, salud, trabajo y pareja. De estas, 2 son de cristal, que se pueden romper”. En el proceso de equilibrar todas ellas, tenemos que darnos cuenta de cuáles son las que si se caen se rompen y no se recuperan y cuáles rebotan.
  • No hay conciliación sin un autodiagnóstico de cómo lo estamos haciendo como líderes y directivos: ¿Cómo devuelvo a mis empleados a sus casas? ¿Cómo vuelvo yo mismo a casa?
  • Muy importante el tema de la salud y la educación para la sostenibilidad, cómo llegamos a viejos, en qué estado…es también nuestra responsabilidad, y no solo de los Gobiernos.

Participantes de empresas de todos los países presentes en el Encuentro

 

Partners del IFREI que desarrollan su investigación en diferentes países.

Hugo Cruz, director académico del UNIS Business School, presentó su libro Paternidad: ahí donde se juntan el cielo y la tierra, que supuso el broche de oro del Encuentro. Recoge su experiencia ante la maravilla de ser padre de cuatro hijos y también ante las dificultades que ello supone. De la síntesis de ambas caras de la moneda surge la valoración del aporte del padre, no sólo en el plano sociológico y psicológico, sino también en la dimensión espiritual.  Más allá de la evidencia sobre la importancia del padre en la estabilidad emocional de los hijos; más allá de la importancia del cuidado de los hijos para el desarrollo de competencias hondamente humanas, con este libro el autor propone explorar un horizonte nuevo: el de la paternidad como camino de crecimiento espiritual.
La herramienta IFREI ha servido para analizar el nivel de integración en varias empresas y organizaciones, incluido el Ejército  de Colombia, como explicó la teniente-coronel Patricia Morales, que participó en una mesa redonda moderada por Sandra Idrovo del Inalde… junto a las ministras chilenas Pauline Kantor e Isabel Pla, de Deporte y Calidad de vida, y de Mujeres y Equidad de Género, respectivamente, y Gladys González, senadora en Argentina.

Sigue la edición de Guías de Buenas prácticas, que empezamos en España desde el ICWF en 2004. Acaba de publicarse la Guía de Buenas Prácticas de El Salvador, y la de Argentina: Guía de Buenas prácticas “Hacia una responsabilidad compartida: familia, empresa y sociedad” que ha editado el Centro de Investigación CONFYE del IAE Business School. Os dejo con un vídeo donde podéis verlo con más detalle:

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

Un comentario

  1. […] de profundizar en nuestra identidad e integración de la trayectoria vital (aquí podéis leer sobre ello), también analizamos el caso Ana Mª Llopis, un camino hacia la […]

Envía un comentario

Entradas recientes