¿Horario?. ¿Qué horario?

Imagen de consulta de la búsqueda visual

El sábado pasado en España volvimos a cambiar la hora al horario de invierno. Tal como dijimos en el post de Septiembre del 2018, este es el horario en el que deberíamos quedar siempre y no cambiar más, evitando, entre otras cosas, los trastornos del ritmo circadiano.

El huso horario que tenemos nos viene desde la época de la Segunda Guerra Mundial, donde por aquel entonces nuestro país quería estar en sintonía con Alemania e Italia y por motivos estratégicos adoptamos su zona horaria; más de 75 años después la seguimos manteniendo en vez de guiarnos por la del meridiano de Greenwich.

(He aquí el histórico de los cambios invierno/verano combinado con la 2ª guerra mundial cuyo resultado fue el cambio de buena parte de Europa occidental al huso europeo central).

Como comentamos en la tertulia del programa de la TVE hace unos años junto a José Luis Casero, los países de referencia en Europa trabajan menos horas que nosotros. Los países de la OCDE trabajan en 1770 horas al año, sin embargo en España se trabajan 1665 horas en el mismo periodo.

En este post ya veníamos además, cuestionando los horarios de trabajo en España, que siguen yendo en contra de nuestra salud y productividad. 

¿Seria bueno racionalizar los horarios en un momento como este donde la vida personal y laboral tienen un límite cada vez más difuso debido a la cantidad de tiempo que pasamos en nuestras casas trabajando?. 

Según diversos estudios, las empresas que implantan horarios racionales incrementan la productividad y bajan el absentismo laboral. 

En el mismo programa de TVE, ya se mencionaba la necesidad del cambio del Prime Time también a un horario más temprano.

¿Habrá cambiado la pandemia nuestra mentalidad respecto a la salud? ¿Y respecto al rediseño de nuestro estilo de vida, poniendo en valor lo que es realmente importante?

Os comparto la presentación que hicimos con Jos Collin para el Congreso de ARHOE (Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles) en 2012, donde se describen los puntos críticos planteados y por qué esto es tan importante. Abajo tenéis un video resumen de lo que venimos planteando.

Recibe el blog de NCH en tu buzón

3 Comentarios

  1. Buenas noches Nuria!

    Como siempre muy buen post!
    Yo que he vivido y/o trabajando en países como Dinamarca, Suiza o incluso USA, me da pena ver como los horarios que tenemos aquí no son pensados para la familia.
    Con la pandemia, inocente de mi, pensé que podría traer el cambio en este aspecto, para ver la parte positiva de esta.
    Pero ya ahora, todo y que aún la pandemia no ha pasado totalmente, ya volvemos a estar como antes de esta.
    Hasta que los directivos no le den la importancia a la familia que se merece, no avanzaremos…

  2. ¡Qué bueno Nuria! Muy breve, bien explicado y con un matiz muy positivo. Ojalá podamos conseguirlo entre todos. Gracias por tus aportaciones.

  3. Tu positivismo es genial, Nuria.
    Muchas gracias por tus letras.
    siempre inspirandonos

Envía un comentario

Entradas recientes