El Siglo de Oro de las mujeres

“Me siento orgulloso de que más del 34% de los altos directivos en Alibaba Group sean mujeresHacen a la empresa equilibrada como el ying y el yang. Las mujeres equilibran la lógica y el instinto. Diría que este es el ‘ingrediente secreto’ de la empresa. Los hombres piensan más en sí mismos, y las mujeres piensan más en los demás. Las mujeres piensan en cómo cuidar a sus padres y a sus hijos.”

Lo dice Jack Ma, consejero delegado del gigante chino de internet. Si bien es cierto que en su consejo de administración no ha sentado a ninguna mujer, Jack Ma acierta cuando habla de los diferentes tipos de inteligencia, la intelectual, la emocional y la emotiva o del amor. En este vídeo podéis escuchar su motivador discurso:

Imagen de previsualización de YouTube

Esta semana lo explicaba yo en el IESE a las participantes en las II Jornadas de Fomento “Entrenando tu talento”, hablándoles de identidad personal. Quién soy, a dónde voy, los valores, competencias y compromisos que tengo, si me disperso o soy preciso y, así, más proactivo… Me gusta recordarles también una frase atribuida a Gandhi que nos recuerda que todo empieza en nuestra cabeza:

Por eso siempre las animo a estudiar más, a formarse mejor. Está claro que no todos piensan como Jack Ma, pero el crecimiento orgánico de mujeres en consejos es imparable.

Así lo vemos en el VI Informe Mujeres en los Consejos del IBEX-35, que este año acompañamos de la I Radiografía Presencia femenina en los Consejos del mercado continuo al completo, y que acabamos de presentar junto con Atrevia.

El año 2018 se ha iniciado con  una notable aceleración en el ritmo de avance: un 20% comparado con el 1,1% de incremento a inicios de 2017. Se constata que la reducción del tamaño de los Consejos no ha penalizado a la mujer, ya que su presencia sigue creciendo en el selectivo IBEX-35.  A este ritmo en dos años años más llegamos al 30% que pide la CNMV para las empresas cotizadas en el 2020.

Sin embargo, en la totalidad de los consejos del resto de cotizadas hay solo un 19% (15 empresas no tienen ninguna mujer y 42 solo una). Destacan dos empresas, Realia y Grupo Ezentis, que cuentan con más mujeres que hombres (57,14%) en sus Consejos.

La publicación de estos datos en medios de comunicación en los años anteriores ayuda a que las empresas reaccionen y cambien positivamente. Pero hasta ahora no se había publicado estudio alguno sobre las empresas del continuo. Esperamos que el próximo año, tras la publicación de su radiografía, se vean ya algunas mejoras.

En este enlace podéis leer el informe completo.

Hoy, en el Día Internacional de la Mujer, la vía más poderosa con la que contamos para conseguir mejoras necesarias es seguir

trabajando, y no de cualquier modo, sino trabajar para llegar a la raíz del conflicto, para diagnosticar con conocimiento de causa dónde radica su origen y ser capaces de diseñar una hoja de ruta que nos permita solventarlo de la mano de los hombres. Porque la huelga programada para hoy no hace más que alejarnos de las verdaderas mejoras en las que nos deberíamos concentrar: eliminación de la brecha salarial por razón de sexo, tanto en sueldos como en jubilaciones, e igualdad de oportunidades en las empresas.

La reivindicación de los derechos de la mujer está hoy muy presente -y debe estarlo- porque estamos hablando de la

En Aloya: cincuenta años rompiendo techos de cristal y de cemento

mitad de la humanidad. Pero no ayuda mezclar esa reivindicación con alusiones ideológicas, como si esas fueran las únicas legítimas.

La formación continua e integral de hombres y mujeres es lo que ayuda a superar los distintos techos de cristal y de cemento. Anteayer fui invitada al foro “Mujer, empresa y formación” de Aloya, Centro de Estudios Superiores de Vigo, donde pronuncié una conferencia con ocasión de la celebración de sus bodas de oro (50 años formando mujeres de manera integral e integrada), ya cuenta con más de 5.000 alumni que contribuyen con su trabajo remunerado o como emprendedoras a dinamizar el tejido empresarial gallego.

Y hablando de bodas de oro, este debería ser el Siglo de Oro para las mujeres, como hace años vimos Maruja Moragas y yo. Nunca antes hemos tenido tantos recursos ni tanta formación para poder llevar adelante los cambios necesarios para un progreso equilibrado, sostenible y en femenino.  También de oro es la cruz que me entregará este sábado la Fundación de Fomento Europeo, “a la personalidad que en su trayectoria ha destacado en pro de los valores universales y los derechos humanos en la unión de los pueblos y las personas”.

Me gusta recordar la frase de Ward: El pesimista se queja del viento, el optimista espera que cambie y el realista ajusta las velas. La gran mayoría de mujeres estamos ajustando las velas para ceñirnos a unos vientos que pueden ser muy favorables para todos.

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

7 Comentarios

  1. enhorabuena

  2. ¡Gran artículo!

  3. Se puede hablar mas alto, pero no más claro!!! Muchas gracias Nuria por estas auténticas verdades!!!

  4. Ana María Baucells

    Felicidades Nuria! Te lo mereces! Y trabajas MUCHO por la causa y por nosotras, Gracias!

  5. Daniel Altimiras i Viladrich

    Felicidades Nuria….

  6. Daniel Altimiras i Viladrich

    Felicidades Nuria…. no creo sea necesario indicarlo, pero una persona como tu que ha estado sembrando tanto tiempo, pues no para de recolectar…. 🙂

  7. […] un potencial increíble”, como decía Jack Ma, el fundador de Alibaba, del que ya hablamos aquí hace unas semanas, en referencia al Siglo de Oro de las mujeres. Y que esto lo diga un asiático […]

Entradas recientes