Not only #BlackLivesMatter

La mujer de la foto es Leslyn Lewis. Se presenta a las elecciones para primer ministro de Canadá, el país que inicia y abandera muchas de las campañas sociopolíticas de tinte progresista que inundan nuestras redes sociales. El actual titular, Justin Trudeau, suele estar en primera fila de las protestas. Leslyn es la primera mujer no blanca que aspira a la posición en toda la historia del país, tanto desde el partido conservador -al que pertenece-  como desde el progresista. Su adscripción al partido conservador le ha acarreado varios ataques directos e indirectos con tintes racistas y/o machistas. Ha sido repetidamente ignorada y desestimada en los programas de contenido político en los medios de comunicación de su país. Hay tres candidatos más, todos hombres y blancos. Parece que black lives matter…excepto cuando son conservadoras en políticas sociales. Podéis leer más sobre la señora Lewis aquí.

El movimiento #BlackLivesMatter (#BLM), dedicado a la protesta no violenta y la desobediencia civil, no es nuevo, ya existe de forma organizada desde 2013, cuando en 2012 un agente de policia asesinó a un adolescente negro en Florida. No surge de manera espontánea: tiene tres fundadores (Alicia Garza, Patrisse Cullors y Opal Tometi) y actualmente tiene capítulos en 30 países. Poco después de ese y otros asesinatos de personas negras, el movimiento se extendió a la defensa de otras causas. Y también se hicieron virales los gestos. En estas últimas semanas, tras la terrible muerte de George Floyd, se han generalizado dos: la genuflexión y el derribo de estatuas de presuntos racistas.

Foto RICH PEDRONCELLI / AP

Y aquí es donde nuestra políticamente correcta sociedad pierde pie. Son múltiples los ejemplos. Para tomar alguno más reciente, El País informó ayer de que California retirará un grupo escultórico de Cristóbal Colón e Isabel la Católica (que luchó explícitamente contra la esclavitud) que lleva 137 años en el Capitolio estatal «porque ofende a los indígenas americanos. La decisión la adoptaron este martes los demócratas que dominan el Legislativo californiano en el contexto de la ola de protestas antirracistas en el país, que comenzaron siendo contra la policía y ahora se extienden a los símbolos de la conquista europea de América (…) La estatua de Cristóbal Colón es una figura histórica profundamente polémica, dado el impacto que su llegada a este hemisferio tuvo para la población indígena». El comunicado publicado por el capitolio del estado señala que «la presencia continuada de su estatua en el Capitolio de California, donde ha estado desde 1883, está hoy completamente fuera de lugar». No olvidemos que Colón nunca pisó el actual territorio estadounidense… Podéis leerlo aquí.

La cuestión es ¿podemos comprobar que realmente son los indígenas norteamericanos los que se sienten ofendidos…o es una manipulación de la opinión pública? Realmente no, hasta tal grado llega la magnitud de lo absurdo cuando ya se ha perdido de vista el motivo de la protesta y se encadenan acciones de seguidores de seguidores de seguidores.

Desde 2015 existe el movimiento contrario, #AllLivesMatter. Todo aquel que usa esta etiqueta es tildado poco menos que de nazi o fascista. Sus detractores aducen que este eslogan admite implícitamente que todas las vidas están en igual grado de peligro, y es cierto: no todas las vidas lo están, pero entre las que sí lo están, no hay solo negros, de hecho hay más hispanos, y hay asiáticos, etc.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, acaba de anunciar que no retirará la estatua de Colón que hay al final de las Ramblas, pero que la va a «contextualizar». Veremos.

 

 

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

6 Comentarios

  1. Nuria, desde mi punto de vista es importante decir fuerte y claro BLACK LIVES MATTER como causa. Esto no invalida que ALL LIVES MATTER ni mucho menos. Pone de relieve la necesidad de reclamos especificos contra abusos que se han perpetuado por anios especificamente contra los negros y que tienen que cambiar (ejemplo: Abuso policial, abuso del sistema carcelario y muchos tipos de discriminacion). es verdad que lo politizan de un lado y del otro, mas la causa es justa y requiere atencion. Recomiendo ver documental de Netflix 13Th. y especialmente a los cuidadanos americanos -inmigrantes- como es mi caso, informarnos y estudiar historia reciente de la luchas raciales. Cordialmente, Majo Monti

  2. Domingo Aguilera

    Nuria,
    Cuando una sociedad admite el aborto como normal, la vida no importa. Entonces en cada momento histórico, el gran hermano prescribe qué importa. Así importarán aquella vidas que les importe a los voceros. Cuando llegamos los españoles a Méjico los incas ofrecían vidas humanas en sacrificio, y era normal. Como normal fue admitir la esclavitud. Si el hombre no se conoce y lo que es peor, no quiere conocerse, entonces no hay solución.
    Sólo partiendo de la realidad se puede solucionar. Somos criaturas, creados, iguales ante el Creador.

  3. María Francisca Magdalena

    Estás guapísima en la foto.

    Hasta pronto. Gracias,

  4. Nuria, muchas gracias por el artículo, es muy interesante e informativo. Lo que diría que le pasa a Leslyn Lewis es posiblemente que los otros tienen comprados a los medios. Las mujeres, especialmente las primeras en algo, suelen tenerlo más complicado, independientemente de la raza, pero no descarto que además alguno de ellos sea racista. Le deseo mucha suerte y fuerza para lo que le espera, que seguro que no es un camino fácil.
    En cuanto al movimiento #BlackLivesMatter… me pregunto: Si un negro mata a un negro no hace falta salir a la calle para protestar pero si lo hace un blanco, ¿entonces sí? Pues no, escuchen, nos están manipulando. Y si se defienden todas las vidas por igual ¿también es ser racista? ¿A dónde estamos llegando? ¿No veis que nos están manipulando para crear discordia en todo el mundo? Hay vídeos de gente de color que denuncian que lo que pasó con Floyd fue un montaje para poder provocar todas estas protestas a nivel mundial. Desgraciadamente, están consiguiendo que nos dividamos en lugar de unirnos. Hay que analizar cuándo pasan las cosas y cómo antes de sumarnos a un movimiento solo porque nos venden que ha pasado algo de la manera que ha pasado y nos lo cuentan y porque ahora está de moda, se habla de ello. Hay que tener rigor y pensamiento crítico con todo lo que nos llega de los medios de comunicación y no dejarnos llevar por las corrientes de opinión en masa. Los medios de comunicación ya no son fiables, ya no son imparciales ni rigurosos. El dinero es lo que manda, y debido a ello, los que tienen dinero.
    No estoy de acuerdo con que se quiten estatuas porque es como tratar de eliminar la historia. Que yo sepa la estatua de Colón está dónde está porque descubrió un continente, fue un evento histórico. Me pregunto: ¿hay algun dirigente que no haya maltratado a alguien en su vida? ¿alguno que no haya matado directa o indirectamente alguna vez? Si es así: ¿vamos a eliminar todas las estatuas del mundo? Que aquellas personas que no hayan impactado nunca negativamente en alguna vida humana lancen la primera piedra.

  5. El día que devuelvan el oro de América podremos pensar en perdonar. Te lo dice un descendiente de los Incas agradecido pero que no olvida que los curas de España envenenaron al séquito de Atahualpa en Cajamarca y que sus asesinos como Pizarro cruzaron los Andes gracias a la carretera Inca por la existencia de la Grandeza del Qapaq Ñac.

  6. Desde mi punto de vista creo que las cosas se están sacando de contexto y derribando monumentos que poco tienen que ver con el conflicto. El problema es la falta de tolerancia con el prójimo y no quien hizo esto o aquello en el pasado. Al discriminar a las personas de color o intentar prohibir a alguien que aborte estas coartando la libertad de los demás y por extensión la tuya propia, porque tu libertad empieza donde acaba la de tu vecino.

Envía un comentario

Entradas recientes