Deseos con propósito

El declinar de un año y el nacimiento del siguiente es momento que aprovechamos para hacer balance y, sobre todo, plantear nuevos propósitos que incluyen, según la estadística, perder peso, dejar de fumar, hacer más ejercicio y mejorar el nivel de inglés. Esas mismas estadísticas demuestran que, con toda probabilidad, erraremos el tiro y, de nuevo, fracasaremos en alcanzarlos. La parte positiva es que, de cara a 2023, no tendremos que pensar demasiado y podremos repetir propósitos. O, mejor dicho, deseos o intenciones.

Esas formulaciones que hacemos poco después de tomar las uvas distan mucho de ser propósitos, por mucho que así les llamemos: en el mejor de los casos son objetivos mal formulados o, como mucho, deseos aprendidos y repetidos. El constante fracaso y la trivialización de estas buenas intenciones de cada 31 de diciembre no debe desenfocar el hecho de que, como seres humanos, necesitamos un propósito. No varios, sino uno, un solo Propósito que alumbre nuestra vida cotidiana y nos facilite la labor de tomar decisiones y actuar.

Decía Ortega y Gasset en La Rebelión de las Masas que “La vida humana, por su naturaleza propia, tiene que estar puesta a algo, a una empresa gloriosa o humilde, a un destino ilustre o trivial. Se trata de una condición extraña, pero inexorable, escrita en nuestra existencia”. Y así es.

Tal vez no tenga excesiva importancia si año tras año fallamos en nuestra intención de mejorar el nivel de inglés o perder esos kilos que nos sobran, pero vivir sin un propósito nos deja a merced del entorno o de nuestras emociones. Una vida plena, una buena vida, implica vivir cada día ese sentido, ese para qué. Por eso, además de otros deseos muy loables, os animo a incluir entre las metas para este 2022 la de dedicar momentos de reflexión al descubrimiento de vuestro propósito personal y profesional. Empieza por hacerte la gran pregunta: ¿qué quieres? Seguramente es una de las preguntas más difíciles de responder pero, una vez aproximada la respuesta, será más fácil que nuestros deseos tengan un sentido, un para qué, un propósito y así, bien ordenados, nos será más fácil cumplirlos.

¡Feliz y Provechoso 2022!

Recibe el blog de NCH en tu buzón

6 Comentarios

  1. Nuría, muchas gracias por animarnos a comenzar bien el 2022. Plantearse esa pregunta ya es comenzar el año con un buen reto.

  2. Muchas gracias, iniciar con la reflexión orienta nuestra hoja de ruta de 2022. Feliz Año !

  3. Gracias, Domingo y Viridiana! Avanti con el 2022!!

  4. Da gusto siempre leerla. Feliz año nuevo para usted y un 2022 lleno de éxitos.

  5. Esperamos que este año sea un año para recordar, pero para bien no como los anteriores.

    Un saludo Nuria, un placer siempre su blog.

  6. Gracias por delimitar la palabra “propósito”
    E iluminar el proyecto del 2022.
    Ivet

Envía un comentario

Entradas recientes