Empresas: o sostenibles o nada

Marcos González, en la presentación de la Gala

«Somos expertos en identificar lo que nos disgusta. Se nos da muy bien quejarnos. Pero en lo que deberíamos especializarnos es en ser corresponsables unos de otros y fomentar el espíritu constructivo».

Estas palabras de Marcos González, presidente de la Fundación Corresponsables, abrieron la X Gala de Premios Corresponsables, que se ha celebrado esta semana en el Aula Magna del IESE. Como sabéis, desde la Cátedra»Carmina Roca y Rafael Pich-Aguilera» de Mujer y Liderazgo trabajamos e investigamos con la mirada en la Agenda 2030, para lo que contamos con la colaboración de la Fundación Fabre.

Los profesores Argandoña y Fernández, con el director de Corresponsables, Marco González

«¿Por qué ser socialmente responsable? ¡Porque es la única forma de ser un empresario excelente! Si no eres socialmente responsable has fracasado como empresario.»

Son palabras de Antonio Argandoña, profesor emérito de Economía y de Ética de la Empresa (IESE) y miembro del jurado que otorga los Premios Corresponsables, en diálogo con Marcos González y el profesor José Luis Fernández, director de la Cátedra Iberdrola de Ética Económica y Empresarial (ICADE). Este último señaló:

«Tenemos que hacer más críticos a los alumnos y crearles un sentido de excelencia profesional para que se transformen en buenos directivos. El mundo se transforma solo. De lo que se trata es de entender cómo se transforma para proponer formas en que se transforme bien. ¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano? La respuesta debe ser SÍ.«

El profesor Fernández recibió de manos del profesor Argandoña el Premio Ramón Mullerat, por su trayectoria en la difusión de la RSC desde el ámbito académico.

El prof. Fontrodona entre Carles Campuzano y Ramón Jáuregui

Mi colega el profesor de Ética Joan Fontrodona, presidente del jurado, moderó un diálogo entre Ramón Jáuregui y Carles Campuzano, en un intermedio de la gala. Jaúregui valoró los logros que la RSC ha ido obteniendo en los últimos años: hay más políticas que fomentan la Responsabilidad Social en las empresas, más departamentos de sostenibilidad en las universidades… pero aseguró que no se ha avanzado tanto como era de esperar, porque la estrategia de RSC no forma parte del proyecto total de muchas compañías. Hay multitud de campañas de márketing, políticas e iniciativas, pero eso solo no constituye RSC o, en su término más actual, sostenibilidad».

Jáuregui enumeró los cinco puntos de base para la empresa sostenible:

  • Una empresa hoy, o es sostenible, o no es!
  • La gente quiere que seamos transparentes, que les digamos la verdad
  • Igualdad amplia, también de salarios, brechas…
  • Hay alarma social contra la evasión fiscal por parte de las empresas
  • Empresa inclusiva

La actual sociedad (líquida, según Baumann) es decepcionante porque somos una suma de individualidades organizadas. Los primeros que deberían dar un paso son las empresas, como ya ha redefinido este último verano Business Roundtable, asociación que agrupa a los CEO’s de las más grandes compañías de EEUU. Justamente ayer el decano del IESE, Franz Heukamp, en una intervención en la WebSummit 2019, que se está celebrando esta semana en Lisboa, recordaba que la reciente declaración de dicha asociación no es mera retórica oportunista, sino que supone noticias muy positivas para la interrelación de empresa y sociedad, y requiere de todos una fe persistente en las buenas intenciones del otro, como gran oportunidad de mejora.

Campuzano replicó  a Jáuregui que, a pesar del punto de inmadurez, nuestra sociedad ha interiorizado los valores ilustrados. Y aseguró que la clave es poner el acento de la gestión empresarial en el medio y largo plazo, porque nuestra mirada actual es miope y cortoplacista, centrada en la inmediatez. Fue más optimista, y detalló que la RSC, lejos de ser una moda pasajera más, y a pesar de la crisis que hemos pasado, e independientemente de cómo lo llamemos o de las técnicas que empleemos, desde los años 2000 hasta hoy continúa siendo tan relevante como entonces.Y añadió una crítica: las prácticas de RSC que proponemos no entran en el núcleo del negocio, hacemos un informe a modo de checklist…pero luego no se plasma en la realidad. La mayoría de los retos que afrontamos en España vienen por impulso europeo.

A todo ello,  mi colega el profesor Fontrodona apostilló: «todo esto llevamos años diciéndolo desde el IESE… pero, claro, en español«.

Por último, os dejo los premiados en esta décima edición:

Recibe el blog de NCH en tu buzón

Un comentario

  1. Seguid con estos premios, por favor.
    Muchas gracias

Envía un comentario

Entradas recientes