Maruja Moragas, una mujer-brújula

Como muchos sabéis, Maruja Moragas fue profesora de IESE y mi gran amiga. Es, sin duda, una mujer-brújula, como recoge Isabel Sánchez en su reciente libro del mismo título (Mujeres-brújula, publicado por Espasa). Su trayectoria vital es un ejemplo de vida integrada. El pasado 28 de abril, en pleno confinamiento, se cumplían siete años de su fallecimiento (en este post podéis leer más sobre ello). Ha sido el primer año que no hemos podido celebrar la sesión “In Memoriam”. Me gustaría pediros a quienes la conocisteis que colaboréis con vuestro testimonio en la recopilación que estamos haciendo.

Muchos habéis leído su autobiografía, que escribió a pocas semanas de su tránsito al Cielo, El tiempo en un hilo, reflexiones desde la adversidad, que recomiendo continuamente y que tanto ha ayudado –y sigue ayudando- a cientos de personas ante adversidades internas o externas. Juntas escribimos el libro Dueños de nuestro destino e impartimos durante años la asignatura DIRCO (Dirigir con éxito la trayectoria profesional y personal) en el MBA del IESE. También desarrollamos juntas los Programas Enfocados del IESE “Mujer y Liderazgo”, “Liderarme para liderar” y “Mujeres en Consejos”. Maruja Moragas desarrolló una gran labor como coach de muchos participantes en diferentes programas del IESE, además de liderar la Unidad de profesores de español (#BSP).

Si habéis sido participantes de estos programas, o coachees suyos, quizá habéis vivido con ella anécdotas, situaciones o rasgos de su personalidad que os hayan marcado, o que hayan impactado en vuestra vida. Si es así, os agradeceré que dejéis constancia directamente como comentario a este post, o enviándolo a mi correo electrónico: chinchilla@iese.edu

Contamos con vosotros, ¡muchas gracias!

Recibe el blog de NCH en tu buzón

7 Comentarios

  1. Hola Núria,

    En mi caso Maruja fue de gran ayuda en un momento a nivel personal muy duro y delicado por el que le estaré eternamente agradecido.
    Invito a todos los que lean este post a que colaboren y envíen sus vivencias y experiencias con Maruja. Una persona que ha dejado una gran huella en muchos de nosotros.

    Xavi B.

  2. Se lo comente hace ya tiempo. Descubrí «Dueños de nuestro destino» hace ya mas de 10 años durante una visita al IPADE de México, desde allí me acompaña y no ha dejado de ser mi libro de cabecera, ahora espero lo sea de mis cuatro hijos.
    Mis oraciones por Maruja y bendiciones para usted.

    Carlos L.

  3. María José Lasarte

    Hola Nuria,

    Como tú bien sabes, he tenido el lujo de conocer a Maruja como maestra, como coach, como mentora, como amiga, como modelo y como inspiración. Puedo resaltar muchos aspectos…

    Maruja era una persona fácil: fácil hablar con ella, fácil trabajar con ella. Hacía que lo complejo se aligerara. Tenía además una empatía natural que facilitaba mucho las relaciones.

    Generosa con su tiempo, con su consejo y apoyo. Era discreta, comedida, perfil bajo diríamos ahora, aunque rigurosa en sus convicciones, decidida y comprometida a cuidar y ayudar a los demás.

    Para mí es una referencia a seguir.
    María José L.

  4. Nuria, entrañable post.
    Maruja es mujer brújula, sin ninguna duda !! Recuerdo bien su curso del ERM en la Torre de IESE.
    Aquellas sesiones para cada uno de nosotros no solo fueron un cruce de caminos lleno de aprendizajes, sino una guía para una manera de vivir en el amor, la verdad y su belleza, en contra del individualismo, el relativismo , y los demás “ismos” tan invasores, como ella decía.
    Maruja se nos dio, a cada uno, sin estridencias como ella sabía hacer.
    Siempre en nuestro recuerdo,
    en nuestra vida.
    M Eugenia

  5. Todavia resuena en mi cabeza su dulce y serena voz.
    Maruja no solo influyó en mi como persona con sus maravillosas sesiones del women lobby en el Iese, sino que me ayudo de forma sincera y desinteresada en un cambio profundo en mi trayectoria profesional. Gracias Maruja!

  6. Beatriz Briceño Picón

    Nuria, lamentablemente no conocí personalmente a Maruja. Sabes que vivo en Venezuela, tierra secuestrada. Pero através
    de vuestro libro y de ti aprendí a admirarla y a aprender de élla. Maruja y Nuria fueron, y siguen siendo, pilares e inspiraciones para muchísimas mujeres que han recibido directa o indirectamente los beneficios del trabajo del IESE. Me alegré
    de verla en el libro de Isabel Sánchez como también querría incluirte a ti en uno próximo.

    Nuria, seguro que en cualquier homenaje a Maruja puedes decir que a través de ti ella siguió trabajando para nuestra sociedad y el mundo entero. En el mundo del cuidado, la inclusión y la fraternidad, os veo de la mano abriendo nuevos caminos y construyendo millones de puentes.

    Un fortísimo abrazo, Bea

  7. Muchísimas gracias, amigos! Gran manera de impactar en los demás: desde la sonrisa, la ternura y el servicio constante. Maruja sabía ser pieza y siempre positiva con ánimo de construir.

Envía un comentario

Entradas recientes