Los 7 mandamientos

El sí matrimonial es un sí constante a renovar cada día. En este artículo de El País “El dilema con los hijos más jóvenes” queda patente el impacto de las rupturas matrimoniales en la capacidad de compromiso de los hijos.

En este sentido, os puede también interesar leer estos párrafos que me envía Jorge Mira, así como el vídeo que os adjunto más abajo.

Los 7 mandamientos para destruir cualquier matrimonio:

1- No le digas que le quieres, ya lo sabe.
2- Guarda rencor hacia sus errores y no se te ocurra perdonarle
3- No le quieras como es, sino cómo te gustaría que fuera: fíjate sólo en sus defectos y no en sus virtudes.
4- Acostúmbrate a su compañía, que te parezca algo normal, algo que te mereces
5- Juega con su amor; hay cosas más importantes: haz frecuentes salidas sin él/ella e intima con otras personas.
6- Automatiza la relación de amor, no pongas esmero en los detalles.
7- ¿Más hijos? ¿Estás loco? Sólo dan problemas

Aunque mejor será leerlos en positivo: “7 mandamientos para un matrimonio feliz”:

1- Dile que le quieres todos los días: le gusta oírlo, aunque ya lo sepa.
2- Acostúmbrate a perdonar y olvidar sus errores.
3- Quiérele como es: fíjate en las virtudes y no en los defectos. Piensa que tú también tienes defectos.
4- Asómbrate cada día de la posibilidad de tenerle cerca: no te acostumbres a su compañía.
5- Protege lo más importante que tienes: su amor. No lo arriesgues y cuídalo con todas tus fuerzas.
6- Disfruta con cada detalle que tenga contigo y esfuérzate por tener nuevos detalles de amor cada día.
7- Cuida de los hijos y permanece abierto a la vida: el trabajo y la diversión no son lo primero.

También aparecen unos “mandamientos” parecidos en el corto video de Pixar  “Cursillo de Preparación para el matrimonio ”.  ¡¡Vale la pena verlo sea cual sea la edad y el estado civil!!

Imagen de previsualización de YouTube

Recibe el blog de NCH en tu buzón

8 Comentarios

  1. Maria José Blázquez

    Gracias.
    Solo para reflexionar en voz alta.
    Me ha hecho pensar en algo tan cotidiano, que se produce cada día varias veces entre mi marido y yo.
    Como la vida la vamos llenando de cosas y circunstancias decidimos un dia llamarnos por teléfono, varias veces si es posible a lo largo de la jornada. “¿Para qué…?” Para seguir sabiendo que está presente en mi vida y yo en la suya. a veces es tan solo un “¿todo bien?”, o ” luego te llamo, ahora estoy en una reunión…” o bien no responder en ese instante significa que no se puede cojer la llamada y más tarde habrá respuesta.
    Llevamos casados 34 años.
    Ha habido muchas llamadas…

  2. Luis Angel Abad Muñiz

    Mi secreto siempre ha sido el email…, no pasa una sola mañana sin que le envíe uno o varios emails contando más o menos lo mismo, pero conseguimos saber que uno y otro estamos siempre ahí.

  3. Y hablando de matrimonio me viene a la cabeza esta leyenda china sobre “El anillo de compromiso”.

    ¿Alguna vez te has preguntado porque se usa el anillo de compromiso en el dedo anular de la mano? (cuarto dedo), ¿ porque no en el pulgar o en el medio? Es muy interesante ya que existe una leyenda china que narra el porque se usa el anillo de compromiso en el cuarto dedo, y lo hace de una manera muy agradable y convincente, ya que cada uno de los dedos tiene su propio representante y significado, la enseñanza es de esta manera:

    * Los pulgares representan a los padres.
    * Los indices representan a los hermanos y amigos de nuestro entorno.
    * El dedo medio representa a uno mismo (Yo).
    * El dedo anular (cuarto dedo) representa a mi pareja.
    * El dedo meñique representa a los hijos que uno pueda tener.

    La enseñanza de la leyenda nos enseña que uno debe de hacer el ejercicio de juntar sus manos, palma con palma y despues de esto unir los dedos del medio, de tal forma que queden nudillo con nudillo, y tambien los demas dedos de la mano, luego de esto uno intenta separar de forma paralela los pulgares (representantes de los padres), y se podra notar que se abren facilmente, porque nuestros padres no estan destinados a vivir con nosotros hasta el dia de nuestra muerte.

    El ejercicio continua, intentando separar de igual manera los dedos indices (representantes de nuestros hermanos u amigos), inmediatamente notaras que tambien se abren facilmente, porque ellos no estan destinados a estar con uno, ya que tienen destinos diferentes y se van para formar sus propias familias.

    Luego de esto uno intenta separar los dedos meñiques (representantes de los hijos) y estos tambien se abren, porque los hijos crecen, se forman y cuando ya no necesitan de los padres, se van para buscar su propio destino.

    Finalmente el ejercicio continua, tratando de separar los dedos anulares (el cuarto dedo que representa a nuestra pareja), y recordando que los dedos medios siempre continuan unidos, nudillo con nudillo, representantes de uno mismo, al tratar de flexionar los anulares, uno podra ver de manera sorprendente que los dedos anulares no se pueden separar, ya que eso se debe a que una pareja esta destinada hasta el ultimo dia de su vida con uno, y es por esta razón que el anillo de compromiso se usa en este dedo, confirmando la unión permanente con la pareja.

    Ahora lo entendemos, ¿no?

  4. Cuanta sabiduría y pedagogía en esta leyenda china!!
    Gracias por compartirla!

  5. Es lástima que algunos matrimonios luchen tan poco, o en la dirección incorrecta, cuando se les presentan problemas! Es tan importante la comunicación y el diálogo… que no es tan solo un “traspaso de información”, sino mucho más, y no es tan solo “hablar de los hijos y el trabajo”, sino explicarle al otro, y que te escuche, y viceversa, los proyectos, las ilusiones, los sentimientos, las preocupaciones… Espero seguir diciendo lo mismo de aqui muchos años, pero cada día en mi matrimonio nos esforzamos para enamorarnos cada día, uno del otro!

  6. En una de las interesantísimas conferencias de Mn Costa , creo que toma como referencia la encíclica del Papa Benedicto XVI para describir dos tipos de amor: eros y agape. Eros entendido como el amor del deseo: del que desea poseer al otro y Agape: el amor de la caridad: el que busca exclusivamente el bien del otro.
    Pues bien , en su encíclica postula que el amor agape puede purificar el amor eros sin extinguirlo. Y cuando el agape pone en orden todos nuestros amores entonces hablamos de amor maduro.
    Cuando amas de verdad a tu pareja, quieres ofrecerle todo tu amor, pero también esperas todo su amor. De ahí la unión verdadera entre ambos. En la práctica diaria, el amor bien entendido, es un hermoso reto, una aventura apasionante llena de descubrimientos que nos lleva a superarnos día a día.

  7. […] ética globalizada? (28 de enero) -Los siete mandamientos (25 de enero) -¿Cuotas en los consejos (21 de enero) -Trabajo y familia (17 de enero) -Del gris al […]

  8. Hay si fuera tan facil como parece al leerlo… Por experiencia propia puedo asegurar que para que un matrimonio sea como los de antes hace falta mucho esfuerzo. Porque el amor solo no alcanza… de eso estoy seguro.

    Saludos.

Entradas recientes