La carrera ha muerto, ¡viva la trayectoria!

Los que seguís mis escritos sabéis que una de mis cruzadas es cambiar la palabra carrera profesional por trayectoria. “Carrera” nos evoca correr y además contra alguien (siempre comparándonos con los demás y con una cierta angustia de llegar tarde o después de…).  “Trayectoria”, sin embargo, sugiere un “ir haciendo al andar” según diversas circunstancias, energía, proyectos, etc. Por eso propongo hablar de trayectoria profesional, familiar, personal, social… Este cambio requiere empezar por descubrir nuestra misión única e irrepetible en cada uno de los ámbitos, tal y como explicamos en el libro “Dueños de nuestro destino” (¡ya en 5 idiomas!): misión viene de missum (enviado en latín) y es el norte que nos ayuda a ir desarrollando nuestras trayectorias, sabiendo priorizar en cada caso lo que toca. Como dijo un alumno del EMBA este año antes del examen de Dirección de Personas, “si no te aplicas el contenido de Dueños de nuestro destino, a saber cuál será el destino de tus sueños”… !!

Ayer mi hermano me reenvió un post del blog de mi colega Antonio Argandoña. Os invito a leerlo como reflexión al principio de un nuevo año que es cuando nos planteamos nuevos propósitos.

Leí hace unos días un trabajo reciente de un profesor irlandés sobre “La diferencia entre vocaciones y carreras” (verlo en inglés, aquí). Explica la diferencia entre la carrera profesional y la vocación profesional. Con un planteamiento “de carrera”, lo que nos interesa es… [Haz click aquí para seguir leyendo]

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

12 Comentarios

  1. ¡Muy feliz año nuevo, Nuria!

    Me gustan estas reflexiones y las incorporo a mis clases de ética.
    Necesitamos una análisis constante de esta cultura nuestra. que a pesar de la crisis, sigue con los engañosos paradigmas de “triunfadores” caiga quien caiga.

  2. javier Ruiz Moreno

    Nuria,

    Gran aportación la vuestra. ¡Qué importante diferenciación entre ‘carrera’ y ‘trayectoria’…! Y qué vínculo tan interesante con los conceptos de ‘vocación’ y de ‘misión’. Si en las empresas cada profesional asumiera la misión corporativa -en el bien entendido que la misma fuera compartida-, no harían falta mecanismos de control de los tiempos productivos.

    Y que gran aportación también aprender más de las experiencias que de los consejos.

    Gracias por estas nuevas aportaciones, que van más alla de la derecha o de la izquierda y también de cualquier ideología o .ismo.

    un saludo cordial, Javier Ruiz Moreno

  3. Pues estoy 100% de acuerdo con lo planteado por Antonio y, de hecho, acabo de reenviárselo a la hija de una amiga recién graduada, a quien llevo unos meses ayudando a moverse en esa dirección. Su vocación va por quedarse en China a profundizar en el aprendizaje del mandarín y trabajar con los chinos, pero claro eso supone unos salarios míseros. Así que, habiendo estudiado dos carreras aquí, su lucha entre la “vocación” y la “carrera” es permanente y sus dudas frecuentes. No obstante, creo que el platillo de la “vocación” se inclina ya favorablemente, que es lo importante.

    Personalmente, he estado siempre más que dispuesta a hacer esta especie de obra social de ayudar a descubrir y seguir la “vocación” a toda persona dispuesta a planteárselo. Creo que mi experiencia personal me ha impulsado y ayudado a hacerlo con éxito.

    Gracias, querida Nuria, por plantear este tan importante tema.

  4. me parece un término adecuado, pues usar el término carrera para tus estudios solo conlleva a tomartelo como una obligación, y todo lo que pase que sea malo, será tomado como un fracaso.

  5. Hoteles en Cancún

    Yo pienso que el tener un titulo muchas veces es hasta contraproducente, porque a las empresas ya no les basta que sepas administración, ahora exigen saber computación, ingles y algún idioma extra además de experiencia, no me imagino cuantos años tomarían dominar y pagar esas tres carreras, pero al final te salen con un sueldo bajo, porque siempre habrá quien lo haga por menos dinero, a menor calidad claro está. La trayectoria es por convicción y la carrera por imposición, desde ese punto de vista 2viva la trayectoria”

  6. Juan Diego Oliver

    Apreciada Nuria.
    Claro y bello, y dicho con palabras muy claras que estamos aquí para cumplir nuestra misión para con los demás, sembrando esperanza y recogiendo los frutos de la entrega (vocación) a los demás.
    Un abrazo

  7. Josep Gendrau i Valls

    Carrera, trayectoria, VOCACIÓN. La mejor expresión és VOCACIÓN. sin vocación fracasa la carrera y no hay trayectoria. Quizás por ello fallan las vocaciones a la vida consagrada porque no hay la remuneración que buscan las carreras. La Mejor TRAYECTORIA VOCACIONAL es seguir a Jesús que además nos asegura trabajo y nos promete el CIENTO POR UNO EN ESTA VIDA Y DESPUÉS VIDA para siempre. Un fuerte abrazo que dure todo el año 2012 y siempre. Josep

  8. Hace tiempo que me dí cuenta de que la vida no es una carrera. La trayectoria es mucho más profunda, más personal, es lo que nos hace lo que somos… con una carrera te conviertes en lo que los demás quieren que seas. A través de la trayectoria te conviertes en lo que quieres ser.

  9. Maria José Blázquez

    Lo que nosotros, como padres, planteamos siempre a nuestros hijos fué: “¿Cuándo tengas autonomía para decidir sobre tu vida de que forma querrás hacerlo? Entonces para conseguirlo ¿cual es el camino que debes seguir? Pues empieza a caminar por él, sin prisa, pero siempre en el camino” Lo cierto es que han ido descubriendo el camino al caminar. La trayectoria la ha ido marcando el trayecto.

  10. Muy interesante. En la misma línea y para seguir con la reflexión, me parece que os gustará el artículo que publica la revista Fast Company. Os adjunto el link:

    http://www.fastcompany.com/magazine/162/average-time-spent-at-job-4-years?partner=homepage_newsletter

  11. […] de una sesión sobre trayectorias profesionales en la que habíamos debatido el tema del post “La carrera ha muerto, ¡Viva la trayectoria!”, uno de los actuales participantes en ese programa de alta dirección me hizo llegar esta […]

  12. A mi me gusta la incorporación de este termino en nuestra cotidianidad. Agrega más valor y permite ubicarnos en un contexto donde se abandona ese concepto de competencia voraz entre profesionales y expertos en muchas áreas de la vida. Aquí se le da cabida ahora es a la completa expresión de la vocación, de lo que realmente se quiere y que propone dar sentido a la existencia de cada individuo. Al fin de cuentas, la trayectoria es el camino que no termina y que nos vá forjando, en aquello que nos gusta y amamos, en nuestra ruta de autodescubrimiento y propósito. Que bueno Nuria, Muchas gracias. Un Abrazo.

Entradas recientes