Sembrador de Estrellas

El “Sembrador de Estrellas” es una estatua que está en Kaunas, Lituania. Durante el día puede pasar desapercibida, como muestra la foto. Una estatua de bronce más, herencia de la época soviética:

Sembrador de estrellas DÍA

Pero cuando llega la noche, la estatua justifica su título.

Sembrador de Estrellas NOCHE

Como ves su nombre pasa a tener sentido.

… Seguid, pues, sembrando estrellas, aunque a simple vista no se vean…

Aquí tenéis un ejemplo: cómo convertir la rutina diaria de un mercado de barrio en una fiesta inesperada que anima y emociona a todos los que pasan por allí.

Recibe el blog de NCH en tu buzón

7 Comentarios

  1. gracias Nuria por dejar esta estrella en mi buzon …
    un abrazo

  2. Cristina Álvarez

    Un brindis …
    por la belleza en lo cotidiano,
    por Nuria y su blog, también por los que lo seguimos 😉
    porque el Niño Dios ilumine siempre nuestros corazones,
    y por una Navidad y 2010 sembrados de Paz, Amor y Felicidad!!. Elena y Cristina

  3. Yo brindo por una Feliz Navidad y un Año Nuevo 2010 IMPRESIONANTE !!!!!.

  4. ¡Muy Feliz y santa Navidad, Nuria y los demás participantes en este blog!
    Efectivamente, a diario podemos llevar el espíritu de Belén a la cotidianeidad iluminando las situaciones con el amor y la fraternidad que de allí brotan sin medida.
    Os deseo esa luz y esa siembra sin límites a lo largo de 2010-
    ¡Muy feliz Año Nuevo desde san Sebastián!
    Rafa

  5. Estimada Nuria, Feliz Navidad,

    Ha sido un lujo seguir tus escritos en el Blog, cargados de estrellas, esperanza e ilusión. Es un lujo también contar con alguien como tú, una persona repleta de humanidad, alegría y sencillez. ¡ Qué bella es la vida!

    Feliz Navidad,
    Juan Pablo López Torrillas
    (http://lopeztorrillas.blogspot.com/)

  6. FELIZ Y SANTA NAVIDAD Nuria.
    Lo más bello es lo que no se ve, la felicidad más plena es la que llena nuestro corazón, no nuestros ojos, nuestras manos o nuestra barriga (ahora que todos cogemos unos kilos de más)
    El silencio del que hablaba Nuria hija, que puede colmarnos por dentro, que nos cuenta tantas cosas y nos transmite tantas otras que estan por descubrir.
    El sentirte querido por los tuyos, tenerles cerca en estos días tan especiales en los que las mesas se llenan de hermanos, sobrinos, abuelos, tíos, primos… y al final de la cena, justo en el momento del postre vamos pasando de mano en mano una imagen del Niño Jesús para que cada uno le felicite a su manera y nos demos la enhorabuena unos a otros por tenerle a El y tenernos los unos a los otros reunidos en su honor.
    Los 9 meses de espera de un nuevo bebé, las incertidumbres, los sueños, los deseos, los temores… sentimientos sobre lo que vendrá y sobre quien ya está con una nueva vida.
    Lo invisible de la ilusión de los niños que cada día esperan una nota de los reyes magos diciendo que están más y más cerca. Y vivir con ellos esa experiencia emocionante.
    Mi madre, que es una mujer de Fe, fuerte, llena de energía, estas fiestas siempre las vive con una alegría inmensa. Desde finales de noviembre está pensando como preparar la Navidad, no solo desde la oración, sino como hacer llegar este momento tan importante al mayor número de personas.
    Desde hace más de 15 años, preparaba dos carrozas para salir el día de reyes con diferentes pasajes del Nuevo Testamento.
    En los últimos años, quería hacer partícipe a más gente y llegar a los más necesitados de amor, de compañía, de comprensión, de calor humano.
    El año pasado preparó un Belén viviente en le patio de la residencia de ancianos del pueblo. Y, evidentemente, los protagonistas eran ellos. Pastores, hebreos, reyes, pajes y el nacimiento.
    Este año, lo ha preparado en un pabellón del ayuntamiento, pero colaborando con la asociación de discapacitados.
    La gente del pueblo se vuelca en ir a visitar estos belenes, desde antes del momento de apertura ya hay personas que esperan para entrar.
    Ese ambiente no se puede describir en palabras. La emoción de los protagonistas, de sus familias, de los visitantes.
    Yo creo que mi madre es una gran sembradora de estrellas, de cientos de estrellas, no solo en estas fechas, sino a lo largo del año. Estrellas invisibles, que la gente recibe y la mayoría, la inmensa mayoría, ni si quiera saben de donde le vienen…
    Hoy, ayudándola a recoger, hemos visto que tiene más de cincuenta trajes de pastoras, pastores, reyes, angelitos, hebreos… de todas las tallas, para mujeres de 80 kilos y para niños de 2 años. Cada traje, es una estrella, que ilumina cada año a quien se lo pone, a quien ayuda a ponerlo, a quien le ve en el portal…
    Todos esos trajes, los ha ido haciendo ella poco a poco a los largo de esos más de 15 años que lleva preparando de una forma tan especial la Navidad, para compartir con los demás, el verdadero sentido de estas fiestas que Dios ha nacido y vive entre nosotros.
    Olé y olé por mi madre. 🙂
    Eva María.

  7. Qué maravilloso ejemplo, Eva María.
    Felicita a tu madre de mi parte por su tesón y por el ejemplo que ha dado a tantos… Gracias por compartirlo y… a seguir disfrutando del embarazo!!

    Y gracias a todos por vuestros cariñosísimos comentarios y deseos para el 2010!!

Entradas recientes