Se ha ido mi coach

Estos días estoy en el Campus del IESE en Madrid, dirigiendo el Programa Enfocado “Coaching Directivo”.

Como ya dijimos en el artículo “Cocinero antes que fraile“, es difícil guiar a alguien si no se conoce el camino. Además, en ese proceso de acompañamiento, para que la ayuda sea de calado hay que conocer a fondo la naturaleza humana y el mapa que la rige con todas sus coordenadas, donde el norte es el norte verdadero, y no el magnético.

Este artículo del blog de Jaime Pereira parece ser un gran ejemplo de la labor bien hecha de un life-coach. Por eso me gusta compartirlo con vosotros.

Recibe el blog de NCH en tu buzón

4 Comentarios

  1. Jaime y Nuria y “comentaristas”: Muchas gracias por esos textos sencillos, expresivos y sinceros (se nota: sino ¿para qué los escribirían?). me encuentro con muchas personas que me preguntan ¿cómo se hace coaching? ¿qué se pregunta? ¿está “certificado” este coach?, etc, etc, etc. Con escritos como el que nos ocupa, se facilitaría a MUCHOS actuar como coach en el ámbito que le corresponde: empresa, familia, club, etc, etc, etc. En realidad el coah no es ni mas ni menos que un amigo de verdad. ¿Y quién le pide a un amigo que se certifique? o ¿de qué escuela proviene?… La palabra coach es moderna pero el concepto es tan antiguo como el hombre…Entiendo que el “Marketing” tiene que encontrar palabras nuevas para “reposicionarse” y “segmentar”, pero sería abuso de la técnica ponerle a la amistad epítetos sonoros como “coaching ontológico” y otras lindezas…Disculpen la longitud…Abrazos

  2. Beatriz Briceño Picón

    Querida Nuria: La frescura de tu blog es una auténtica delicia. Sencillo, práctico, humano, sumando sabiduria de la auténtica.
    Cuánto me gustaría que conciliaras un escalón más arriba el trabajo y la familia, porque parecieran dos realidades y no son más que dos aspectos de lo mismo. Igual ocurre con familia y sociedad,porque si no hay familias la sociedad es una quimera sin
    mucho sentido. Tampoco es empresa la familia porque su proyección es mayor que la empresa en el sentido conocido por la mayoría. En fin Nuria, el reto que tienes seguira siendo grande mientras no cambiemos el corazón de la sociedad que no es otra cosa que la familia y el corazón de la empresa que se robotiza sin familia y sin proyección trascendente. Un abrazo.

  3. Qué emocionante la despedida de Jaime Pereira ! toca el alma. Es difícil encontrar un verdadero life-coach hoy en día, con tanta gente “camuflada”…El artículo de Nuria y Maruja refleja en pocas palabras todo lo que debe reunir un verdadero compañero de viaje o coach, pero realmente quien debe dar el paso para curarse de su problema, crisis, stress o lo que padezca es el propio “enfermo”, porque si no existe voluntad no habrá ningún resultado positivo. Muchas gracias Nuria !!

  4. San Francisco de Asís fue un Santo Coach. Acabo de llegar de Asís y verdaderamente tenemos en Francisco el gran compañero de camino. Seguir a Cristo con las sandalias de Francisco de Asis es encontrar y vivir la pureza del evangelio. Que el Señor nos bendiga y nos guarde. Un abrazo y hasta pronto Josep

Entradas recientes