Humanizar desde las bases

El pasado domingo fue el día de la alimentación en el mundo y el lunes el día de la erradicación de la pobreza. “Sabemos que es un problema de derechos y de organización, no de recursos.”

El martes, tras haber aterrizado del Aconcagua Summit la tarde anterior,  volé a primerísima hora a Madrid para asistir al Desayuno-Coloquio “El papel de las mujeres en la lucha por el desarrollo” en celebración del 50º aniversario de UNICEF, presentado por su presidenta en España, Consuelo Crespo, y presidido por su Majestad la Reina Sofía. Hasta 1950, la tasa de mortalidad infantil en España era de 142 muertes por cada 1000 nacidos debido, sobre todo, a enfermedades como la diarrea, la viruela o la difteria. Unicef ayudó entonces y ahora sólo mueren 4 de cada 1000 nacidos. Unicef está hoy presente en 150 países. En España trabajan 1000 personas, 80% de ellas como voluntarias y cuentan con 260.000 socios.

Tuvimos ocasión de escuchar a Carmen Garrigós, valenciana, responsable de Unicef en Afganistán, después de haber estado 20 años de entrega a Unicef en África. Nos contó su experiencia en Somalia con hambruna, cólera, sarampión,… en Ruanda… Cómo las mujeres jugaron el papel de madre de los suyos y de los ajenos. En el sur de Sudán también se sirvió a los más pobres en Darfur, en plena frontera. Firmó documentos entre musulmanes del norte y del sur para la paz y ahora en Kabul nos dice que las mujeres con burka o sin él saben que los niños tienen derechos y que tienen que ser respetados. Consiguen entrar las vacunas contra el sarampión, polio, … en zonas entre Afganistán y Pakistán. Ya se erradicó la viruela y ahora van a erradicar la polio, contribuyendo a disminuir la pobreza.

Isabel Crowley, portuguesa de nacimiento, conoció a su marido irlandés en Sudán en 1979 y se casó en Elche. Estaban desplazados tras la guerra de Mozambique en 1974. Ahora es reponsable de Unicef en Liberia y cuenta que fue un conflicto escalofriante el que vivieron en Liberia durante 14 años. Durante los últimos 6 años intentan construir el país. La renta per cápita son 150 $ al año y la tasa de pobreza les lleva a ser el 169 de 182 países. 33% de los niños entre 15 y 19 años han experimentado violencia física, 58% de las mujeres han sufrido mutilación genital, uno de cada cuatro niños muere antes de los 4 años, sólo 4% de los menores de 5 años están registrados, por lo que no tienen ningún derecho y, tras la guerra de Costa de Marfil, 170.000 marfileños buscan refugio en Liberia (80% son mujeres y niños). Su Presidenta, Ellen Johnson-Sirleaf, estuvo en una sesión de continuidad del IESE junto con alguna más de sus 8 ministras hace unos meses y hace poco recogió el Premio Nobel de la Paz. En una tertulia antes de la sesión nos explicó su época entre rejas y cómo después había salido elegida presidenta con una clara misión de construir el país desde las bases, empezando por erradicar el odio en los más pequeños a los que se les había dado un fusil durante la guerra. Acompañada de un gran profesional de las finanzas y de la empresa, impregnaba el ambiente de una confianza en el futuro difícil de explicar. Cuando se les pregunta a las niñas liberianas (entre 12 y 16 años) en una reciente encuesta qué es lo más importante para ellas, dicen que su novio. Cuando se les pregunta a las de 16 a 20 años dicen que lo peor es su novio. “La clave del cambio está en los jóvenes y en los abuelos. Hay que verificar dónde está el poder y los obstáculos.”

Mª Jesús Conde, nacida en Bilbao, trabajó en Nicaragua, Panamá y Colombia. Ahora es la responsable de Unicef en República Dominicana. Trabaja por eliminar barreras que impidan el acceso a servicios de calidad por motivo de raza, por ser mujer o por ser niño. La tasa de mortalidad materna es de 100 por cada 10.000 partos. Hay un 22% de adolescentes entre 13 y 19 años que han sido mamás, y que acaban siendo las más pobres y con menos educación porque a muchas se les expulsa de la escuela. Unicef las ayuda a asumir su nuevo rol y que el ambiente de la escuela no les sea contrario. Muchos haitianos no censados han llegado al país y antiguos ingenios azucareros cerraron, por lo que miles de familias se han quedado sin nada, ni si quiera los servicios que estas empresas les ofrecían. También aquí existe una muy alta explotación sexual y se está trabajando por la atención prenatal y en la pastoral materno- infantil en la comunidad para evitar la falta de registro de niños, el sida vertical, etc. “Los líderes o consejeros comunitarios dedican 7 horas a la semana a visitas domiciliarias o reuniones para informar sobre nutrición, higiene, controlar talla y peso de los niños,.. Ellos son los actores estratégicos para prevenir el cólera.” Se promueve la lactancia materna, se crean escuelas de padres en la comunidad, se trabaja con el gobierno, ayuntamientos, etc. “Los beneficiarios mejoran su salud y transmiten buenos hábitos a sus familias.”

Soraya Rodríguez, secretaria de Estado de Cooperación, afirmó que el 70% de mujeres en Kabul no van al hospital porque es un tema íntimo, lo cual conlleva una tasa de mortandad altísima. El 80% de los que llegan a campos de refugiados de Kenia y Somalia son mujeres que llevan detrás 4 ó 5 hijos y a sus padres mayores. “Mientras recorren una media de 80 km para sobrevivir van perdiendo familiares por el camino.”

En fin, que el campo social para trabajar en el mundo es casi infinito, pero que se hacen muchas cosas buenas, aunque sigue siendo verdad que “hace más ruido un árbol que cae que todo un bosque que crece”…

Recibe el blog de NCH en tu buzón

5 Comentarios

  1. […] Nuria Chinchilla. Humanizar desde las bases. […]

  2. Beatriz M. Brice;o Pic'on

    Nuria, como siempre no paras. Sobresaliente cum laude. Te ruego veas lo que te mande de Bogota del Congreso sobre “Sostenibilidad, Cuidado y Vida cotidiana”. Es una nueva ventana abierta al cambio a la que se asomóSandra Idrovo y sus colaboradores. Es mucho los tesoros escondidos en Améria Latina. Tu lo sabes. España se nos volviò vieja con toda Europa y en América además de pobreza hay un dorado que està en el corazón sencillo de nuestros pueblos. Tu pudiste ver algo en el Aconcagua…pero eso eso es demasiado alto….. Bea

  3. MARIA-ELBA ROJAS

    Gracias por compartir esta información Nuria
    Confirma mi visión de que en este mundo hay mucho gente buena y solo por cruzarte con alguien así vale la pena vivir.

  4. Maria Hdez-Sampelayo

    Nuria

    Muchas gracias por ayudarnos a seguir pensando en el importante papel que tenemos de colaborar en la mejora de la situacion de las mujeres en el mundo.

    Tengo entre manos un nuevo proyecto en este sentido del que enseguida recibireis noticias

  5. Gracias por tus aportaciones ante el papel tan importante que jugamos las mujeres. Hoy en Guatemala te comento se pasan momentos difíciles a causa de una tormenta tropical que dejo a nuestro munícipios sin carreteras y la gente no tiene que comer.

Entradas recientes