Mujer y poder: las 5 claves del éxito sostenible

El pasado 7 de Marzo en la sesión de continuidad para los alumni del IESE presenté junto a Nuria Vilanova, DG de Inforpress, el estudio sobre los avances de las mujeres en los Consejos de Administración del IBEX, y los criterios para estar en la lista de mujeres consejables de la UE (ver aquí).

Seguidamente, tuvimos una conferencia magistral a cargo del Dr. Salvador Rus, Catedrático de la Universidad de León. De la mano de las semblanzas de cuatro grandes mujeres en la historia de la humanidad (ver articulo aquí): la reina Victoria I de Inglaterra(Commonwealth), Florence Nightingale (inventora de la profesión de enfermera), Marie Curie (primera mujer doctora en la Universidad de la Sorbonne, con dos premios Nobel y una hija también con un Premio Nobel), y Christine de Pizan (primera mujer que escribe poesía), nos adentró en las claves para el éxito profesional y personal, o sea, el éxito total y sostenible.

En primer lugar, subrayó su capacidad para “romper moldes”, es decir, su capacidad de innovación ligada a la formación permanente personal y de su entorno. Su existencia fue fecunda humana e intelectualmente.

En segundo lugar, la capacidad de confiar y apoyarse en las personas que tenían alrededor (padres, hermanos, maridos, amigos, hijos). Son mujeres integradas en un entorno que han construido ellas, que les es amable y les anima. “Arreglado su ecosistema son capaces de proyectarse a otros ecosistemas”. No dan batallas en dos frentes. Sólo en uno y de modo sucesivo.75-w-madam-curie-photo-lg

En tercer lugar, la generosidad inagotable. No atesoran nada, sino que dan sin esperar reconocimiento ni nada a cambio. Mueren agotadas, exprimidas, pero hacen que todo fluya. Vencen la inseguridad de vivir en la punta de la frontera, trazan rayas en el agua, ven el perfil del aire y son capaces de darle forma.

En cuarto lugar, la capacidad de “integrar” su entorno familiar y afectivo. Ellas no rompen su entorno, cuando lo podrían haber hecho, dada su superioridad. Ellas tienden a integrar, no yuxtaponen un todo no organizado. Se mueven en el psiquismo superior. No hay enfrentados. Es una diversidad perfectamente integrada. (La mujer utiliza más la “y”, mientras que el hombre utiliza más la “o”).

En quinto lugar, la capacidad de actuar por motivos trascendentes: el fin no es el éxito o auto-afirmarse, sino tener un objetivo que las trasciende. Derivan su poder a la autoridad, reconocimiento social de su poder. Lo proyectan hacia la comunidad que les reconoce, y así pueden ser elementos que unen y no separan. (Aquí tenéis un breve resumen de las claves).

Todas ellas fueron agentes de cambio en su época por su tesón, coherencia, integridad, visión y misión trascendente en el sentido más perezlopiano, es decir según la teoría de motivos de nuestro maestro y amigos de Juan Antonio Pérez López.

En el artículo ¿Consejero o Consejera? que escribimos con Maruja Moragas y que publicaron en el diario Expansión (ver aquí ) profundizamos en el perfil ideal de competencias para ejercer con excelencia el papel como miembro de un Consejo de Administración. Estas son algunas de las competencias deseables, independientemente de ser hombre mujer : autogobierno (tener competencias personales de integridad, autocontrol, proactividad e inteligencia emocional), visión de negocio (capacidad de reconocer los peligros y aprovechar las oportunidades que repercuten en la efectividad y la competitividad de la empresa), comunicación (saber transmitir ideas y saber escuchar), gestión de recursos (priorizar y ponderar las necesidades organizativas de forma eficaz), iniciativa (capacidad de crear nuevas ideas fruto de un espíritu creativo), negociación (ser capaz de llegar a un consenso), gestión de conflictos (saber diagnosticar un conflicto en el que nos encontramos de manera objetiva) y la capacidad de networking (capacidad de mantener una amplia red de relaciones fuera y dentro del Consejo).

Cada vez hay más mujeres preparadas para llegar a los Consejos de Aministración y, por tanto, la tendencia esperada en los próximos años, seguirá siendo ascendente. La pregunta es: ¿A qué ritmo? Y la respuesta… Dependerá de la sabiduría y preparación de los consejeros hoy en activo. Las 5 claves para el éxito son una excelente guía e inspiración para mujeres que pueden y quieren llegar a servir en un Consejo, aportando su feminidad como complemento y sinergia con la masculinidad hoy imperante.

Recibe el blog de NCH en tu buzón

13 Comentarios

  1. Roberto Marugán Giró

    Como siempre, quedo gratamente sorprendido por tus razonamientos, acertados y expuestos de forma sencilla.
    Te felicito una vez más. Tu amigo RMG.

  2. gracias

  3. Por alusiones, como se dice habitualmente. Un excelente resumen que aclara bastante mejor que mi intervención lo que se pretendió transmitir a un auditorio selecto, numeroso y muy participativo. Ha sido una experiencia para guardar en la memoria aunque realmente se ha asentado ya en el corazón. ¡Gracias Nuria por la invitación! Felicidades a todo tu equipo.

  4. Interesante artículo, aunque no lo parezcca, la mujer en estos años está recuperando un espacio y reconocimiento necesarios.

  5. Anna M. Sánchez

    Muchas gracias Nuria por tan interesante resumen. Desgraciadamente no pude asistir y tenía muchas ganas de saber más!
    Me ha hecho mucha ilusión recordar la biografía de Marie Curie. Soy una evidencia viviente de la influencia de su historia. Con la edad de mi hija mayor, 9 añitos, me leí su biografía que entendí bien, acto seguido su primer libro sobre Radioactividad del que, por supuesto, no pillé nada, pero te aseguro que fue y sigue siendo una inspiración, como tus Posts!

  6. Gracias, leyendo el artículo es casi una forma de participar en esas sesiones; resalto la capacidad de la mujer de crear y mantener entornos de exigencia amable de trabajo que hace que sus colaboradores disfruten con lo que hacen.

  7. Nuria, muy interesante. Food for though que quisiera dar a conocer a traves de la web de talento femenino,(www.femtalent.cat)

  8. Javier Ruiz Moreno

    Nuria,

    Está muy bien el post. Interesante tarea la de buscar las cinco características en común de las 4 mujeres analizadas; en donde destacaría la ‘generosidad’ inagotable. Conozo bien la biografía de Florence Nightingale, y realmente fue un ejemplo de generosidad. Y en cuanto a Christine de Pizan tuvo el gran mérito de escribir tras quedar viuda muy joven en una época en que ninguna mujer lo hacía. La reina Victoria y Marie Curie son más conocidas.
    A esas cinco históricas mujeres y atendiendo las cinco claves, no se; Profesor S. Rus, si también podría añadirse a la lista la reina Cristina de Suecia; al innovar (amiga de Descartes, por ejemplo), ser generosa (renuncia a ser reina) , integrar y tener un objetivo que la trasciende (como pasar del Protestantismo al Catolicismo por convencimiento).

    Enhorabuena por el post y un saludo cordial,

    Javier Ruiz Moreno

  9. Ana María Muñoz

    ¡Fantástico artículo! Con tu permiso voy a compartirlo con más personas para hacer llegar estas palabras que considero inspiradoras.

  10. En respuesta el comentario de Javier Ruiz os remito a esta dirección para saber más sobre la Reina Cristina de Suecia. Como le he comentado a Javier esta mañana en un email privado, dudé incluirla entre las cuatro, pero ya se ve que uno no siempre acierta en sus decisiones.
    Un abrazo
    Salvador
    http://www.iese.edu/es/ad/catedras/EmpresaFamiliar/2011/Articulos/Mayo2011_personaje.asp

  11. Gracias a todos por vuestros comentarios y por seguir compartiendo las ideas con vuestros colegas, amigos, conocidos o simplemente saludados. Seguimos…

  12. Días mas tarde leo tu genial post Nuria, y te felicito.
    Es uno de los mejores que has escrito, con verdadera inspiración. Como es habitual tu pluma fluye bien, pero esta vez me has dejado impresionada. Excelente !
    Un verdadero placer, muchas gracias !
    Marta

  13. Nuria, estoy impresionada. Es uno de los mejores escritos que has subido a tus post. Pura inspiración, qué gran don !
    Muchas gracias !

Entradas recientes