Tele-trabajo: ¿sí o no?

w-fEn una semana en la que se conmemora el 8 de marzo, día Internacional de la mujer trabajadora y se recuerdan los tímidos avances de las mujeres en los Consejos de Administración,  (ver post “¿Cuotas qué cuotas?”), según un  informe interno de Yahoo asumido por Marisa Mayer, la nueva CEO de Yahoo procedente de Google, los empleados tienen hasta Junio para dejar de trabajar desde casa, o pueden ser despedidos.

Los argumentos para proceder a esta decisión serían la unidad de la compañía, (“necesitamos ser un solo Yahoo y esto empieza por estar juntos físicamente”), la rapidez y la calidad innovadora de las decisiones (“algunas de las mejores decisiones se toman en los pasillos y la cafetería”), así como incrementar el compañerismo y la energía.

Esta noticia ha sido un revuelo mediático que ha topado con los defensores de la flexibilidad laboral y los protectores del equilibrio trabajo-familia, pues muchos de los trabajadores  tienen hijos pequeños o familiares dependientes. La revista Forbes lo ha calificado de “fallo épico” por varias razones: creará empleados mediocres (los mejores empleados de Yahoo ya están desmoralizados y buscarán otros empleos), se elevarán también los costes fijos de la empresa (edificios, mobiliario, energía) y más tráfico y contaminación debido a los traslados aumento del estrés y descenso de la productividad. Según nuestras investigaciones del IFREI a nivel mundial,  los que trabajan desde casa tienen menos intención de dejar la empresa, sufren menos estrés y son bastante más productivos (hasta 19 puntos más en entornos flexibles frente a los entornos rígidos en la misma empresa), ya que pueden integrar las distintas facetas de su vida y no pierden tiempo y dinero en traslados a la empresa.

Las asociaciones de  mujeres están decepcionadas con Mayer. Pensaban que al ser mujer y haber gozado de tele-trabajo post maternal, sería más comprensiva con  su realidad. Precisamente son estas limitaciones  de tipo organizativo, como la prohibición de tele-trabajar las que impiden que más mujeres lleguen a puestos de dirección (ver post sobre “Techo de cemento o techo de cristal”).

Algunos empleados de Yahoo han apoyado a Mayer porque piensan que muchos colegas han abusado del sistema ya que nunca están disponibles, gastan mucho tiempo en proyectos fuera de Yahoo y no hacen su trabajo. Richard Branson, CEO de Virgin , objeta a esto que la comunicación regular por parte de los directivos, así como el equilibrio casa-oficina es clave para evitar abusos de los trabajadores  y no sería necesario tomar medidas tan drásticas como la prohibición del trabajo desde casa.

Como bien sabemos, no sólo hay que ir hacia un cambio de paradigma por objetivos sino que también hay que saber dirigirlo. Muchos dicen que se  “dirige por objetivos” pero no es así. Sólo pagan por objetivos, pero siguen dirigiendo por horas de presencia (“presentismo”).

La tendencia a trabajar desde casa va en aumento debido a las nuevas tecnologías y es la revolución laboral del siglo XXI: según la confederación de la Industria  británica (CBI) el 59% de empresas ofrecían algún tipo de tele-trabajo en 2011, frente al 13 % de las mismas empresas en 2006. Hay muchísimos ejemplos de empresas flexibles que están aumentando la productividad permitiendo el trabajo desde casa.

Con la rigidez de esta decisión, sin duda Yahoo está dando un paso al siglo XIX… Esperemos que ésta sea una práctica aislada  y sirva para seguir descubriendo y reafirmando los  beneficios del tele-trabajo, la flexibilidad en el tiempo y en el espacio.

 

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

19 Comentarios

  1. Roberto Marugán Giró

    Sin duda estos “señores” no sólo regresan al siglo XIX sino que desconocen la realidad y menos todavía lo que será el futuro inmediato. Estamos en un cambio de era y los desplazamientos de todo tipo se reducirán al mismo. Los trabajos a distancia por la RED y otros medios a punto de aplicarse aumentarán exponencialmente y los encuentros personales, se reducirán al mínimo necesario, gracias a las videoconferencias multibanda, que incluso serán en 3D y total seguridad. Y esto es lo que mi simple mente anticipa, que creo no es nada en relación a lo que pasará y que no somos capaces ni de prevér.
    Con mi más cordial saludo, RMG

  2. Javier Llorente

    De acuerdo pero con matices.
    Se requiere de la responsabilidad y no solo de las capacidades del teletrabajador, entendiendo su aportación como algo no personal sino colectivo.
    Desde mi punto de vista, ello implica que esta práctica sea algo ocasional y no habitual.

  3. Javier Ruiz Moreno

    Nuria,.

    Pues no deja de sorporenderme la decisión de una empresa como Yahoo, por su característica internacional y por haber aceptado previamente el teletrabajo. más aún en una empresa como Yahoo no ha de ser muy difícil establecer objetivos pra todos aquellos implicados en el tele-trabajo,

    un saludo cordial,

    javier ruiz moreno

  4. Josep Gendrau i Valls

    Demà el Dia Internacional de la Dona. Que el Senyor beneeixi a totes les DONES i que nosaltres sapiguem fer l’us degut dels DONS QUE DÉU ENS REGALA. Felicitats DONES, MARES, ESPOSES……DIRECTRIUS…. totes les treballadores, sense vosaltres el món i l’església s’ensorrarien. ENHORABONA. Una abraçada ben forta NÚRIA, j o s e p

  5. No tiene sentido prohibir el telebrajo.
    La filosofía empresarial de la presencialidad no puede absolutizarse.
    Todo lo que suponga poner trabas al desarrollo profesional de la mujer supone una injusticia flagrante.
    La empresa y las organizaciones han de cambiar su paradigma productivista que pesa demasiado.
    Oraciones especialmente hoy por todas las mujeres y mi apoyo incondicional desde San Sebastián

  6. Carmen Contreras

    Una compañía que ha asumido un cambio tan relevante como el tele-trabajo no debería retroceder sin más, sino proponer cambios que permitan mejorar los resultados y evitar las disfunciones o abusos. En las organizaciones nada debe entenderse como absoluto o estático. Cualquier sistema debe ser evaluado y mejorado a través de la evolución de sus diferentes elementos. La experiencia de Yahoo en tele-trabajo debería ser utilizada como un elemento innovador para seguir avanzando en un enfoque del trabajo que en estos momentos parece imparable.

  7. Buenas tardes, desde mi propia experiencia, la productividad del tele-trabajo es mucho mayor que la productividad en los lugares habituales y comunes de trabajo (oficina). También es necesario tener en cuenta el perfil y los skills necesarios para desempeñar cada puesto de trabajo.

    Pase de una situación de interrupciones constantes sin posibilidad de concentración a una libertad de agenda de trabajo , con las posibilidades de planificación que ello implica pudiendo gestionar el tiempo de manera eficaz.

    Lo expuesto hasta aquí la parte medible del tele-trabajo, pero existe una faceta del tele-trabajo que no puede ser medida, y es la que yo he disfrutado, pasar de no ver a mis hijas a disfrutar de ellas de forma continua y por ello estaré eternamente agradecido a mi actual compañía por haberme brindado la oportunidad de conciliar vida laboral y familiar.

    Si tras este alegato en favor del tele-trabajo es necesario dar una respuesta, la mía es un SI rotundo.

    Un saludo.

  8. MARIA JOSE VOLTES

    No tengo el placer de conocer a Marisa, pero ningún CEO toma una decisión así, sin haberla valorado adecuadamente. Y sí pensando que era una decisión correcta, se demuestra que ella se equivocó, estoy segura de que rectificará a tiempo.
    Tampoco me gusta que por ser mujer, se le tenga que presuponer una mayor predisposición a ciertas políticas. ¿Por qué tenemos que estar más dispuestas a ciertas prácticas que otros? ¿Por qué pensamos que Marisa se está equivocando y con mayor razón siendo mujer? Sus razones tendrá y no por ser mujer tiene que justificarlas aún más. Sólo faltaría. El tiempo dirá si se equivocó o no y lo tendrá que justificar como CEO y no como mujer o hombre directivo.

  9. Nuria,

    El teletrabajo, o la flexibilidad en general, ya no es una opcion, es una realidad, a la que nos tenemos que adaptar si o si.

    La revsita Forbes publicó hace unos dias los resultados de una encuesta sobre 600 empleados y ejecutivos:

    El 92% respondian mails desde casa o en fin de semana. El 53% se habia levantado durante una comida para atender una llamada de trabajo. Sólo el 2% no habia contestado correos de trabajo durante sus vacaciones. Pero lo mas interesante: el 98% habia atendido temas personales desde la oficina!

    El estudio concluye con una frase que lo define todo: el trabajo ya no es unlugar, si no una acctitud.

    Todo esto pone de manifiesto que la flexibilidad laborar ya no es una opcion, si no algo a lo que tenemos que adaptarnos.Es decir, la mezcla entre vida personal y profesional es una realidad, y el teletrabajo es una extensión natural de esta flexibilidad.

    Pero la única forma de adaptarse a esta flexibilidad es implementar una gestion por objetivos y tener métricas del desempeño. Datos que pongan de manifiesto de forma objetiva que el trabajo se está haciendo.

    Para mi lo que ha hecho la CEO de Yahoo es terrible, y lo que pone de manifiesto sobre todo es su imposibilidad de implementar una direccion por objetivos, una gestión por métricas, pero a todos los niveles. Si ella supiera que el trabajo se está haciendo el trabajo, que se cumplen los objetivos, estoy seguro que no sólo no lo limitaría, si no que incluso potenciaría el teletrabajo.

    Por eso hay herramientas de medición del trabajo, cuadros de mando y direccion por objetivos.

    Concluyendo, la decisión de esta directiva es una mala solución por no poder adaptarse a la cultura del empleado 2.0.

    Um abrazo

    Joan Pons
    WorkMeter

  10. […] Tele-trabajo: ¿sí o no? […]

  11. Yo pienso que el fallo de Yahoo es la falta de comiunicacion de los directivos con los empleados, en vez de obligarlos a trabajar todos en la misma ofincina, deberian de hacer reuniones dos o tres veces al mes y juntarse todos, dar ideas,comer juntos, etc.

  12. Sin duda, no todos vemos a Yahoo como una empresa lider o de gran innovación, hace algunos meses hice uno análisis sobre el fracaso de Yahoo frente a empresas innovadoras y en la gestión de sus empleados, el bajo contenido moral y lo debil de su estructura interna. Me parece, que Mayer a tomado una buena decisión, leyendo entre lineas y revisando la historia de la empresa, no creo que esta decisión del tele-trabajo tenga tanta importancia en si misma. Existen otros mensajes de gestión y ecología humana que, “estando” con las personas, observando, reflexionando y sobre todo conviviendo se pueden gestionar, de otra manera me parece imposible. Creo que la unidad es fundamental. Habra que ver mas allá de la tecnología o sobre valorar la humanidad y la profesionalidad de nuestros empleados (o de nosotros mismos) esto es lo que menos necesita una empresa en reconstrucción como yahoo. Tal vez en el futuro se pueda retornar a este estilo de trabajo (tele-trabajo), que no siempre es ideal.

  13. Hace pocos días tuve la ocasión de hablar con un señor que conoce a Marisa Mayer. Su opinión es que ella no toma decisiones “por que sí” y menos tan drásticas y aparentemente “retrógradas” para su entorno. Mayer viene de Google, una empresa que literalmente ha adelantado y casi barrido a Yahoo. La visión sobre esta última en Silicon Valley es que se ha dormido en los laureles, que la productividad ha bajado y que los empleados se han acomodado. Este conocido mío cree firmemente que esta decisión es un tirón de orejas para “sacudir” y cribar a los remolones. Y que será temporal. Bien… entonces el tiempo nos dirá.

  14. Si es una decisión temporal puede que sea eficaz, aunque desconcierta en tiempos donde el teletrabajo parace ser que da buenos resultados se vean cosas como estas. Aunque ciertamente Yahoo! es una empresa con polémica a la que Google ha conseguido desplazar en muchos terrenos.

  15. El futuro, bueno mas bien el presente de muchos jovenes pasa por el tele-trabajo en cualquiera de sus variantes, yahoo esta dando palos de ciego con esta señora al frente.

  16. Estamos viviendo la revolución digital, de Internet, y gracias a esto muchas personas tenemos la posibilidad de realizar una actividad remunerada desde casa, es la tan ansiada conciliación familiar, y no se entiende esta señora habiendo disfrutado de los beneficios que da el tele-trabajo que ahora desde su posición les prive esa oportunidad a madres y padres que lo compaginan con su hogar. lamentable.
    saludos.

  17. Siempre y cuando uno no se vuelva esclavo de su libertad y responsabilidades, el después lo hago suele ser el principal enemigo en esta cuestión, lo digo por experiencia!

  18. […] chirría. Expertos como la profesora del IESE Nuria Chinchilla no apoyan la medida, conforme a su blog en El País. Publicaciones en la web de Harvard Business School dicen no comprender la maniobra de […]

  19. […] but in favour of people who telecommute”. And yet something doesn’t feel right. Experts such as IESE professor Nuria Chinchilla do not support the measure, as published in El País newspaper. Harvard Business School website […]

Entradas recientes