Maruja Moragas

Maruja Moragas en su salsaEl pasado día 28 de Abril, mi amiga del alma y colega Maruja Moragas se fue al Cielo tras un cáncer diagnosticado hace poco más de 6 meses. La misa-funeral tuvo lugar ayer martes, celebrada por el Dr. Melé, catedrático de Ética del IESE y concelebrada por D. Mauricio Bravo, sacerdote también del IESE, junto al primo de Maruja, Mn Freixa, y Mn Claret, el párroco de la Iglesia de la Virgen de la Paz. Más de 500 personas de todas las edades abarrotaban la capilla del tanatorio de St. Gervasi. Toda una señal del impacto que tuvo la vida de Maruja, sin contar el río de gente que ya  había ido pasando por la capilla ardiente para rezar por ella, con ella y a ella. Elegimos el programa musical clásico con violines y órgano a su gusto: Canon de PACHELBEL, Ave Maria de SCHUBERT, Panis Angelicus de FRANCK y la Cantata de BACH 147 (Jesus bleibet meine Freude, escuchar aquí).

Os invito a leer la magnífica homilía del Dr. Melé (ver aquí) Resaltaba su serenidad y su fe, sobre todo a la hora de afrontar con tanta entereza y paz su propia muerte, pues creía fervientemente que en el Cielo iba a estar muy bien con Jesús y la Virgen, donde nos espera a todos.
Había sufrido una separación matrimonial, que le sirvió para reafirmar la lealtad al vínculo matrimonial y la creación de un grupo de mujeres separadas para ayudarles a mantener esa fidelidad, tan cuestionada hoy en día. El libro “Dueños de nuestro destino” fue un primer paso en ese sentido (aunque también va dirigido a los hombres). Su capacidad para buscar la paz y “tender puentes” también fue resaltada. Todos los que la conocíamos en el IESE reconocíamos sus principios inquebrantables basados en una mente de filósofa, su grandeza de alma y  su enorme profesionalidad. El pilar de la familia según Maruja era la mujer y por ello se había dedicado a fortalecer a las mujeres mediante su trabajo desde el Centro de Investigación Trabajo-Familia del IESE.

Al final del acto, su hijo Xavi pronunció un discurso muy emotivo (ver aquí) en el que agradecía a su madre por tantas cosas que le había enseñado, sobretodo sus dos pilares fundamentales: Dios y la Familia, y por los que valía la pena vivir, porque decía que daban la auténtica felicidad.

Su sobrina también le escribió una carta a su tía Maruja agradeciendo su alegría y cariño (ver aquí), que se repartió a los asistentes, junto al escrito de S. Agustín “La Muerte no es nada”, cuyo contenido parece que nos lo esté comunicando a cada uno de nosotros. (Ver aquí)

Es curioso que  el día que murió se celebre también el Santo de la cirujana y pediatra Gianna Beretta Molla, que, esperando un hijo, no dudó anteponer con amor la vida de su bebé a la suya propia. Beatificada en 1994, Año de la Familia, por Juan Pablo II, quien la propuso como modelo para todas las madres. También es el Día internacional de la seguridad y salud en el trabajo, según la OIT, donde se recoge la Conciliación de la vida laboral, familiar y personal. Y, como un guiño a su elegancia y exquisitez, me enteré de que también era el día de San Pedro Chanel. El día de su entierro era Sta. Catalina de Siena, doctora de la Iglesia, co-patrona de Europa por ser una mujer fuerte en sus convicciones, que consiguió convencer al Papa para que dejara Aviñón y volviera a Roma.

Es un verdadero lujo tenerla ya como Embajadora para pedirle tantas cosas… Como decían ayer algunos amigos, Maruja ha llegado a la meta, con medalla de oro, dando una auténtica lección y siendo ejemplo de superación, sacrificio y coherencia para todos los que estamos aquí.

Has sido, eres y serás mi amiga del alma. Gracias, gracias, gracias.

 Nuria Chinchilla y Maruja Moragas

Recibe el blog de NCH en tu buzón

58 Comentarios

  1. Pilar Almagro

    Has estado conmigo Maruja desde que te conocí, y sigues estándolo de igual manera. Gracias.

  2. Gracias Nuria por acercarnos un poco mas al funeral para los que, con inmenso dolor de nuestro corazón, no pudimos estar presentes físicamente, aunque de corazón no la dejamos ni un segundo.
    Seguro que los frutos de su fallecimiento y el ejemplo de su vida y de su muerte no se harán esperar.
    Gracias, gracias, gracias a ti.

  3. Yo siempre la tendre en mi corazon una gran persona, pese a pasar por dificultades, nunca perdió la confianza en Dios, y así las superó.
    Un ejemplo de vida y su sonrisa era su pasaporte.
    Gracias Nuria por compartir algo de lo mucho que Maruja nos dejo.

  4. Nuria, no sabía que Maruja estaba enferma y por tanto la noticia de su muerte me ha impresionado enormemente. Ustedes, a través de su libro han sido un apoyo fundamental en los trabajos de investigación, que en esta área estoy realizando.

    Desde ahora le pediré ayuda a Maruja, porque sé que fue una mujer fiel. Las lágrimas me han salido leyendo la homilia del Dr Melé, gracias por compartir esos momentos con los que te seguimos, es una gran lección de vida.

    Gracias

    Desde Venezuela

  5. […] Maruja Moragas por Nuria Chinchilla […]

  6. Margarita Arroyo

    Yo me siento muy afortunada por haberla conocido. Los años que he trabajado a su lado me han enriquecido como persona y como madre trabajadora. Su impacto en mi vida ha sido y sigue siendo positivo de veras. Gracias Maruja, te vamos a echar de menos ¡Hasta siempre!

  7. Beatriz García

    Gracias Nuria por aportarnos tanta información La muerte de Maruja me impactó bastante. Tuve la suerte de compartir con vosotras unos días el mes de julio de 2012 y pensar que Maruja ya no está es impresionante. La conocí poco pero me valió para descubrir que era una gran persona. Espero que desde el cielo siga dándote siempre todo su apoyo en tus múltiples batallas por humanizar la vida profesional de hombres y mujeres. Seguro que no te faltará y sentirás su cercanía siempre . Un abrazo muy fuerte
    Beatriz García (Terrassa)

  8. cecilia oxandabarat

    Nuria lo siento muchísimo no lo sabía. Te mando un beso muy fuerte y mucha fuerza. Cecilila

  9. cristina moreno alconchel

    Desde su último día en la clínica, me rondan por la cabeza las palabras de san Pablo: ” He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe” (2 Tim 4, 6-8)
    Una vez, en una sesión interna en nuestra unidad de BSC de IESE (Business Spanish for Comunication), nos propuso pensar un epitafio con el que nos gustaría ser recordados. Yo propongo hoy para ella estas palabras de san Pablo a las que, humildemente y con la ayuda de Dios, muchos aspiramos.
    cristina moreno, amiga y colega.

  10. Querida María Nuria
    Mis sinceras condolencias a la familia de Maruja Moragas y a todo el equipo del Centro de Investigación Trabajo-Familia del IESE.
    Al igual que en otro post me siento muy afortunada de haberla conocido y de haberme enriquecido con sus escritos.
    Un abrazo gigante a todo el equipo
    Profesora María Verónica De Lucca
    Universidad de Chile

  11. ….una GRAN PERSONA, un ejemplo a seguir, que suerte que se cruzara en mi camino.Hoy Una estrella brilla mas en el cielo!

  12. Nuria, Ana y yo sentimos mucho la perdida de Matuja. No sabiamos nada de su enfermedad. Compartimos con ella una gran cena en Malaga donde aprendimos un monton. Un abrazo para toda su familia

  13. Nuria, as minhas condolências a toda a família do IESE. Aprendi muito com Maruja, no programa “Cómo mejorar mis competencias directivas”. É uma perda muito grande!
    Um abraço
    Nuno Castanheira (de Portugal)

  14. Nuria,
    Un gran abrazo. Si, ahora tienes una gran embajadora en el Hogar. Admiro la grandeza de personas como ella, que, como dices, llegan a la meta con una vida plena, con serenidad y sin mirar atrás porque hay total confianza en Dios.

  15. María Hdez-Sampelayo

    Nuria

    Me uno a la pena de todo el gran equipo que formais el Centro de Investigación Trabajo-Familia del IESE por la muerte de Maruja que ya ha dado el salto a la Casa del Padre.

    A ella le pido que sea la embajadora de todas las mujeres y que siga empujando desde alli la importante tarea que estáis realizando en España y en el mundo.

    Hasta pronto y mucho ánimo

    Abrazos fuertes

    Maria Hdez-Sampelayo

  16. Aurora Carné

    Maruja fue un gran ejemplo para todos y siento mucho su pérdida… Descanse en Paz. Un fuerte abrazo Nuria

  17. Ana María Muñoz

    Siempre es triste la despedida, pero nos queda el fruto de su trabajo y la esperanza del reencuentro.

  18. Consuelo León

    Maruja ha sido un ejemplo de perserverancia y alegría que todos recordaremos. Ha logrado finalizar su camino en esta tierra con gallardía y nos anima a luchar. Gracias Nuria por este post.Chelo

  19. Juan Diego Oliver

    Querida Nuria,
    Gran pérdida tenemos todos con la ausencia de Maruja!, pero por suerte por ella tenemos un camino de coraje y de sabia dedicación femenina a las cuestiones que ligan mujer y hombre, mujer y familia, familia y trabajo… un camino que ella desde arriba velará para que sea de magnífica y generosa dedicación por los que no solo la entendíamos, sino que también compartimos esos principios, principios que fueron un ejemplo de entereza y fe en los últimos tiempos.
    Lamento Nuria que tengas el sentimiento de soledad y abandono, pero sé que notas alderedor tuyo algo de ella que te acompaña, y que pensarás muchas veces con el “tú qué harías Maruja”, porque sí, ella sigue a tu lado.
    Confiamos y creemos que el enorme amor del Señor, y la incansable intercesión de la Virgen María, harán que nuestra amiga Maruja ya en el cielo, siga insprirando nuestro quehacer humano y profesional.
    Con cariño y mis oraciones.

    Juan Diego Oliver Mora.

  20. Montse Chinchilla

    Núria, mi más profundo pésame. Es muy doloroso perder a una amiga y supongo que lo debes estar pasando mal.
    Cualquier cosa que necesites ya sabes donde estoy.
    Maruja estará contigo desde el cielo dándote fuerzas para seguir adelante.
    Un abrazo,

  21. Susana Gonzalez

    Mis sinceras condolencias a la familia de Maruja Moragas y a todo el equipo del Centro de Investigación Trabajo-Familia del IESE.
    No sabia de su enfermedad y la noticia me impacto.
    Fue una suerte haberla conocido y escuchar sus consejos .
    Siempre la recordare .Un fuerte beso !

  22. Javier Pampliega

    Es una gran pena lo valioso de Maruja. Una gran persona en lo personal y profesional. Siempre sonriente y dispuesta para ayudar en todo.
    Desde el cielo nos ayudará mucho más a tod@s y seguro que, especialmente a la gente del ICWF y la gente del IESE.

  23. Querida Nuria:
    Desde casa cmvaleciente de una intervrncion quirurgica(menor)he estado muy u ido a todos vosotros y, sobre todo, a Maruja. A diario he estado rezando al siervo de Dios Añvaro del Portillo que se luciese haciendo el milagro de la curacion de Maruja. Dios sabe mas y ha querido tener a Maruja junto a El ya.
    Mn. Joan Garcia Llobet

  24. ¡¡Nuria!!

    Gracias, gracias, gracias. Justo el martes hablando con Mª Carmen le comenté la satisfacción que me hubiera producido poder guardar el recuerdo de la maravillosa homilía del Dr Melé y de las palabras de su hijo.

    Maruja apareció en un momento crucial en mi vida, espiritualmente hablando. Una persona fuerte, luchadora, serena , que sabía transmitir como nadie su visión sobrenatural, con razonamientos que a mi modesta persona le ponían “los pelos de punta”. Hasta el último momento nos mostró su entereza encomendado su dolor .

    Aunque ¿Sabes que es lo que más me ha sorprendido a mi Nuria? Que ahora la tengo más presente. En mi caso particular, es la primera vez que cuento en el cielo una persona “santa” que sé que va a rezar por mi, con la que voy a poder hablar y que me guiará.
    Hoy sólo me queda agradecer una vez más a Dios que la haya puesto en mi camino.
    Os cuento a título de anécdota el último whats enviado por mi pequeñajo de 10 años, en el que le decía Maruja, entre otras lindezas, que Dios quiere las flores más bonitas en su jardín. Y yo le pregunte: -Hijo mío, ¿Cómo crees que se va a tomar Maruja tus palabras?. –Mami… La harán más fuerte, ¿No lo comprendes? Sí quizás a mi todavía me costaba comprenderlo, sin duda que Maruja ya hacía días que lo sabía y lo vivía con un intenso amor, y mi hijo… mi hijo ese día fue mi maestro.
    Anna

  25. Gracias por compartir el testimonio de Maruja con tus lectores, da fuerza y refuerza “el vale la pena de la vida” y la certeza que nos espera una felicidad “para siempre, para siempre”

  26. MARIA JOSE VOLTES
  27. Julia López González

    Núria querida, estoy ,más que impresionada desde que he recibido la noticia del fallecimiento de Maruja. Por problemas de horarios laborales, hace un tiempo que no puedo concurrir a las charlas que tantos años hemos compartido y por lo tanto, no sabía nada de su enfermedad.
    Dios mio!! Sé que estará en un lugar privilegiado, como debe ser el de una persona de bien, toda una señora, amable y cariñosa como pocas. Espero que no haya sufrido mucho y ahora haya encontrado la Paz junto a nuestro Señor y a la Virgen que lo acompaña.
    Muchos besos para tí y voy a ver si puedo hacerme un espacio para pasar alguno de los próximos encuentros y saludarte en persona, aunque sé que me va a resultar difícil el reencuentro.

  28. Nuria, us envio el mes sincer condol.
    Persona afable, senzilla, sincera i entregada, sempre amb el somriure als seus llavis i la voluntat d’ ajudar. Sento no haver pogut compartir molt mes temps amb ella.
    Des de dins meu, li envio de tot cor, el mes sincer agraïment per ser com era, exemple de camí a seguir.
    Un peto molt fort ple de força per tots vosaltres i la família.
    Rosó

  29. Daniel Altimiras

    Gracias Nuria, gracias Maruja… aunque no pueda parecerlo y bien haces mención Nuria en tu post de Maruja…. vuestro libro también es para hombres…. 🙂

    Bien sabedora eres de la distribución realizada sobretodo en aquellas personas a las que veíamos “dejándose llevar por la situación”… sin tomar las riendas de su propia vida para que sean felices, además de intentar que sean buenas personas…

    La sonrisa de Maruja será dificil de olvidar, al tiempo que dirigirnos a ella para que siga guiandonos y ayudándonos.

    Gracias Maruja, gracias Nuria… creásteis un gran tándem, el cuál deberá continuar para seguir expandiendo vuestro mensaje motivador, generadores de O2, conciliaqué?…. 🙂

    Un fuerte abrazo para todo el equipo del ICFW, además de la gran familia del IESE, hijos, hermanos, sobrinos, suegra, ….

    Con amor….

  30. Conocí a Maruja en 2011, y desde entonces he podido contar con ella siempre. Lo que más recuerdo es su sonrisa y la sensación que te queda cuando te sientes arropada por un corazón que solo sabe querer.
    A mi me gustaría pedir, que cuanto antes, recojamos todos los testimonios posibles para iniciar su camino a los altares.

    Gracias Maruja, hasta luego.

  31. Luisa G-Valdecasas

    Nuria, siento muchisimo la muerte de Maruja, no sabía que estaba enferma! Me enteré por mi hermano que había fallecido. Tuve el placer de conocerla duante mi asistencia a los Women´s Lobby. Por motivos laborales hace tiempo que ya no puedo compartir estas sesiones con vosotras y me quedé impactada cuando recibí la noticia. Me ha encantado leer tus palabras dedicadas a Maruja …. Siento mucho su perdida… Un fuerte abrazo

  32. Ricardo Gallegos Candia

    Estimada Nuria:
    Agradezco todos tus mensajes, sobre todo este donde se ve la culminación de una vida de trabajo y esfuerzo con sentido cristiano. Mi más sentido pésame para los familiares de Maruja y para ti.

    No se si me recuerdes, nos conocimos en Culiacán, Sin. México, donde nos apoyaste en la celebración del 50 Aniversario del Colegio Chapultepec.

    ¡Un abrazo!

  33. Nuria Tobella

    Querida Nuria ! A pesar de haber venido poco, pude conocer a Maruja, que bien explicaba…tengo a mi amiga del alma pasando por la misma enfermedad y … Bueno la tengo todo el dia en mente a pesar de que no nos vemos, ella lo sabe y solo puedo rezar. Lo siento. Gracias por tu bloc y por toda la informacion que nos facilitas, siempre aprendo. Mil gracias!

  34. Un honor y un placer, el que te cruzaras en mi camino, hace ya 9 años.
    Un beso, Maruja.

  35. Querida Nuria:
    Gracias por compartir esta noticia con tanto sentido sobrenatural. Me ha impresionado muchísimo y me hace pensar en la importancia de aprovechar el tiempo para “merecer”. Maruja nos dió ejemplo de fortaleza e integridad con alegría y naturalidad.
    La extrañaremos!
    Un beso
    Anita

  36. Maruja,
    Gracias¡

  37. Poco mas que añadir a tantas profundas reflexiones! Vuestro magnifico libro fue el inicio de conoceros a ambas! La ultima vez que vi a Maruja fue en diciembre, en el Women’s de M. Costa… Su rostro denotaba cansancio, y no se si dolor… Pero su gran sonrisa se esforzaba por transmitir serenidad, seguridad, y un “gracias” continuo.

    Todo y que no pude ir al funeral, si que confirmo el dia antes, la cantidad de personas que deseabamos despedirnos, hasta pronto, de ella.

    PD.- el Canon y el Ave Maria… Fueron las canciones que escogimos mi marido y yo para nuestra boda!

  38. Belén Derqui

    Una gran pérdida. Un gran ejemplo de vida y una gran consejera. Un gran modelo para todo.
    Una gran persona con una gran sonrisa y un gran corazón.
    Que gran suerte haberte conocido, te echaremos mucho de menos, Maruja!

  39. Montse Sanmartí

    Estimada Nuria: no había leído el blog, acabo de hacerlo. Creo que no voy a darte el pésame, aunque Maruja fuera tu gran amiga, porque los que tenemos fe y sabemos que existe el Cielo, sabemos que personas como ella se han ido allí a gozar con Dios y la Virgen y realmente sería muy egoísta por nuestra parte quedarnos lamentando su pérdida. Humanamente les echamos de menos, sino no seríamos seres de carne y hueso, pero nuestra paz que nace de la seguridad de la felicidad eterna y que juntos un día compartiremos, nos hace estar esperanzados y con una alegría difícil de comprender para muchos.

    Por tanto, Nuria, darte la enhorbuena por contar con una intercesora que a buen seguro seguirá desde el Cielo haciendo que muchas cosas de la tierra se puedan ir realizando, y que nuestra tarea de salvar muchas almas se vea compensada gracias a sus peticiones. Le encomiendo a Mireia también, no he logrado saber más de ella, con lo que deduzco que probablemente se haya vuelto a equivocar por tercera vez. (Mireia estaba segura de querer abortar a su tercer hijo y muchas personas, incluida Nuria, fueron solicitadas para orar por ella). Sigamos orando por tantas “Mireias” repartidas por tantas partes de la tierra, que son esclavas de su egoísmo, que son tiranizadas so capa de libertad y de ejercer un “derecho”, quedando para siempre esclavas de su conciencia y de su vacío existencial.

    Un fuerte abrazo y sigamos trabajando lo que podamos en el camino que Dios ha querido elegir para nosotras, un camino plagado de espinas, es cierto, pero al mismo tiempo, de rosas preciosas y fragantes que cuando aparecen en nuestra vida la endulzan y nos permiten seguir caminando con esperanza. Somos seres únicos e irrepetibles, no podemos fallarle al Señor y debemos entregarle los frutos a sus tiempos, unos frutos que si no maduran en nuestras manos, probablemente no lo hagan en las de nadie más. Que tu amiga Maruja nos ayude también a conseguirlo.

    Dios te bendiga.

    Montse.

  40. Dios tenga en su Gloria a Maruja!!…Aprendí a conocerlas y estimarlas a partir de mi lectura de “Dueños de nuestro destino”…A la distancia solo tengo que agradecer tanta generosidad y amor por compartir lo mejor de si.
    Carlos.

  41. Estimada Nuria,
    Mi más sentido pésame y todo mi cariño para los familiares de Maruja, para la familia IESE y para ti. Maruja es una de esas personas especiales que aporta luz, por ello siempre estará en nuestros corazones. Doy gracias a Dios que nos ha dado la Fe, dando sentido trascendente a estos momentos.
    Aurea

  42. Patricia Ferrando

    Maruja, con todo mi cariño, nos has dado un ejemplo enorme, intercede por nosotros en el Cielo

  43. Marina Gaset i Aleu

    Estimada Núria:
    El ser humano está dotado del don, para mí Divino, de la palabra. Cuando éstas, aún siendo explícitas, se nos quedan cortas, podemos apelar a la buena voluntad del interlocutor para expresar el dolor, el AMOR y la ESPERANZA del re-encuentro en el cielo.

    ¿A donde van, sino, los ángeles cuando dejan la tierra?.

    ¿Donde hay que firmar para la beatificación de Maruja?.

    I…. TU,
    Estimada Núria, mentrestant duri l’estada a la terra, sap que sempre podràs comptar amb mi. Extensiu a la fía.

  44. Gloria Perrier-Châtelain

    Chers tous, Maruja m’a donné l’opportunité de traduire le livre « Maîtres de Notre Destin », et j’ai eu le plaisir de la rencontrer en personne en juillet dernier. Je garderai d’elle un souvenir très ému. Elle nous a dit « dans le Ciel c’est toujours la fête, il ne faut pas avoir peur de mourir» . Notre fête à nous ici sur Terre, c’est de rencontrer des personnes comme Maruja sur notre chemin. Mes pensées vous accompagnent, et je me joints à vous dans mes prières à l’intention de Maruja.
    Gloria

  45. Gloria Perrier-Châtelain

    Queridos todos
    Maruja me ha dado la oportunidad de traducir el libro Dueños de Notre Destino, y he tenido el placer de conocerla en persona en julio del año pasado. Guardaré siempre un grato recuerdo de ella.
    Ella nos dijo “En el Cielo están todos de fiesta, no hay que tener miedo a la muerte”
    Nuestra “fiesta” en la Tierra es encontrar en nuestro camino personas como Maruja
    Mis pensamientos están con vosotros. Me uno a vosotros para orar por Maruja.
    Gloria

  46. Cristina y Elena Álvarez

    Con todo cariño, Maruja, recordando tu gesto atento, solícito, tu mirada risueña, anticipo de la bondadosa sonrisa que acompañaba siempre tu generosa entrega a los demás.
    Gracias, Nuria, por compartirlo en tu blog y mucho ánimo, también a todos sus familiares y seres queridos.

  47. Lamento la pérdida, de la que me entero por tu exquisito post, me sumo en los ánimos a la familía, las alabanzas hacia Maruja y un fuerte abrazo a tí por perder a alguien tan cercano.

  48. Lo siento mucho Nuria, es muy doloroso perder a un ser querido

  49. Maribel Xufre

    Querida Nuria,
    Mi más sentido pésame a ti y a todos… es una gran pérdida..
    Lo siento mucho.

  50. Concha Barroso

    Muy querida Nuria: Comparto tu sufrimiento y también la certeza que, desde su ya eternidad, tendrás la mayor ayuda que nunca pudo darte. ¡Que gran equipo! Seguirá, sin duda.
    Un fuerte, fuerte abrazo.

  51. Mariona de Toca

    Apreciada Núria,

    Mi más sentido pésame. Siempre recordaré sus palabras de apoyo cuando le comenté que mi padre estaba enfermo. Sus ojos azules traslucían alegría, fuerza y bondad.

    Gracias por presentarmela. Con mucho aprecio,

    Mariona

  52. Profesora Chinchilla:
    Queria darle gracias por su articulo sobre Profa Maruja Moragas! Tenia honor ser su estudiante en IESE y sinceramente diciendo para mi fue una profesora de gran profesionalismo y de cultura personal de alta nivel. Pero lo mas importante de enorme passion por ensenar Castellano. Sabiendo que paso sin ninguna duda digo: “Nos veremos en el Cielo, Profesora Moragas!”
    Saludos cordiales de Polonia,
    Michal

  53. Querida Nuria,
    Sin duda alguna Maruja, toda su familia, TÚ , Mª Carmen Alegre y todas vosotras me habéis dado una lección de entereza que nunca en mi vida voy a olvidar.
    Reconozco que nunca voy a ser capaz de aceptar algo así, tan doloroso, tan cruel, tan inesperado, tan injusto… creo desde mi humilde opinión que a Maruja NO LE TOCABA todavía…aun era necesaria aquí, contigo, con vosotras, y quizás conmigo tambien. Pero algo si he podido ver y entender…si la gente que MAS la quería lo ha aceptado con abnegación, incluso Ella…entonces yo debo estar muy equivocada…GRACIAS Nuria, otra y tantas veces, GRACIAS

  54. Muchísimas gracias a todos por vuestras condolencias y claras muestras de amistad y de fe. Las he hecho llegar a su madre y a sus hijos y están muy agradecidos y al tiempo admirados por el revuelo y buen rollo -como diría Maruja- que está montando su hija y madre, respectivamente.Aquí tenéis el obituario que ha salido esta semana en LV:

    http://blog.iese.edu/nuriachinchilla/files/2013/05/Trabajadora-incansable.-La-vanguardia-807.04.13.pdf

    y que completa un poco más su semblanza. Seguimos!!

  55. Gracias a ti, Ana, por tu amistad. No es abnegación lo nuestro, sino agradecimiento a Dios por habérnosla puesto tan cerca estos años y por habérsela llevado cuando ya estaba en sazón. Dios no es un ladrón, sino un jardinero que planta la flor y que siempre la talla en su mejor momento. Difícil desde el punto de vista humano la separación (también Jesús lloró ante la muerte de su amigo Lázaro, apesar de saber que luego vendría su resurrección…), pero el tiempo nos muestra que Dios siempre sabe más! Juan Antonio Pérez López murió de accidente de coche a la misma edad que Maruja y lo lloré muchísimo, pero si él no hubiera ido al Cielo entonces, yo no hubiera empezado a trabajar el tema de la mujer, ni la familia, ni hubiera visto mi vocación, así que seguramente tampoco habría conocido a Maruja, ni ella hubiera entrado a trabajar en el IESE, ni hubiera podido hacer tanto bien… Ahora nos vuelve a tocar despertar a los que nos quedamos, y ponernos aún más las pilas, siguiendo su ejemplo. Avanti!!

  56. Amado Villarreal

    Estimada Nuria, lamento muchísimo la pérdida, mi más sentido pésame.

    Hay en tus palabras y en el ejemplo de vida de Maruja tantas enseñanzas, que nos llevan a la reflexión, y a perseverar en crear un mundo mejor, en ser mejores personas y servir a los demás.

    Un fuerte abrazo,

    Amado Villarreal
    Tecnológico de Monterrey
    México

  57. Soy una prima hermana de Maruja. Hace 3 meses estuvimos en la misa de la Comunidad del Cordero de la c. Ferran en la Iglesia de Sant Jaume. Se sintió tan acogida por el Señor a través de su hermosa liturgia que lloró, lloró y lloró; le dijo al hermanito François que tenía un cáncer y que la misa había podido con ella;que todavía no había llorado nada. Vi su abandono. Me impresionó verla “pequeña, débil, tan humana”, a ella que era fuerte y serena como una roca y también una presumida encantadora mientras no paraba de pintarse los labios… El don de las lágrimas es muy fuerte y aprecié poder compartirlo con ella.

  58. Antes de todo, mis sinceras condolencias a la familia de Maruja Moragas con mi corazon. Gracias Nuria por decirmelo, … siempre seguira al lado tuyo Nuria…. mis sinceros pesames. No conocia a Maruja Moragas personalmente pero creo que comparto muchas experiencias de la vida con ella. Y estare muy orgullosa seguir sus pasos en el camino de la vida con la responsabilidad de estar una madre.
    Nuria: comparto contigo otra vez esta imagen del Gran paisaje inspirador del lago de Portillo, Chile y tambien te mando un especial recuerdo de este momento de emocion de la misa en la que participamos…. con mi corazon y mi alma.
    Tengo con certerza que la Vida esta imensa, bella y llena. Seguiremos sus pasos contigo Nuria!
    Un abrazo muy Grande.

    Catherine Lanvers
    The Living Springs
    Switzerland

Entradas recientes