Cerebro de hombre, cerebro de mujer: ¿son diferentes?

Picture1Ayer en la conferencia del IWILL (IESE Women International Leadership Lounge), nuestra plataforma  de lobbying para mujeres directivas, antiguas alumnas del IESE y sus amigas, presenté la Conferencia “Cerebro de hombre, cerebro de mujer, bases científicas de la diferencia”. Para ello me basé  en los trabajos de la Dra. M. José García-Celma, profesora de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona aí como en los trabajos de la Dra. Natalia López-Moratalla, investigadora y profesora de la Universidad de Navarra, nuestra alma mater. (Si queréis seguir profundizando en estos temas, podéis introduciros en su blog (link) ¡¡Vale la pena!!).

El dimorfismo sexual es un hecho necesario para la transmisión de la vida y la variabilidad biológica, que es riqueza. También es un hecho mil veces constatado que el cerebro humano no es unisex, ni genética, ni anatómica, ni funcionalmente. Los estudios sobre estas diferencias se van multiplicando desde 1980, provenientes de diferentes áreas de la ciencia: medicina, neurociencia, bioquímica, genética, biología molecular, psicología, farmacología, toxicología…

Picture2El cerebro humano con sus 100.000 millones de neuronas tiene una enorme plasticidad. Es un órgano maleable e inacabado al nacer, que va evolucionando durante toda la vida. No así el cerebro animal, que queda atado toda su vida a los códigos de comportamiento, iguales para todos sus congéneres, que permiten su supervivencia y el mantenimiento de la especie. La persona, por ser libre, “afloja esas ataduras”.

Para que llegue a alcanzarse la madurez neuronal, han de establecerse miles de millones de conexiones ínter neuronales (sinapsis). Para llevar a término este proceso lo decisivo es la actividad neuronal personal. Es decir, sobre una predisposición natural, diferente en ambos sexos, es la vida personal la que configura un cerebro armónico o no. Nuestros pensamientos y decisiones libres van dejando su huella y conformando el complejo mapa de redes secundarias por las que fluye la información y nuestra respuesta.

Picture3La neuroplasticidad es la que permite los aprendizajes positivos o negativos tras las decisiones. Ante un conflicto o disyuntiva, o bien seguimos el mismo cableado al que nos invita la motivación espontánea, o bien generamos un nuevo cableado, una nueva red secundaria, gracias a la motivación racional. En cierto modo, al igual que se dice con respecto a la expresión facial, mutatis mutandis podemos afirmar que, con el tiempo, cada uno tiene “el cerebro que se merece”.

El desarrollo del cerebro tiene que ver con la información genética, con las señales que recibe el niño del entorno familiar y cultural, y en definitiva, con la biografía personal.

La diferencia en la concentración de hormonas parece ser la base molecular de las pequeñas pero significativas diferencias anatómicas del cerebro de los varones y las mujeres, sobre el cableado inicial, innato.

En la etapa prenatal la llegada de la testosterona al cerebro del feto varón a las 8 semanas cambia el tamaño de las estructuras cerebrales (el cerebro de la mujer es más pequeño), destruye las células de áreas relacionadas con la comunicación, e induce la proliferación de áreas relacionadas con impulsos sexuales y centros de agresión.

En la etapa infantil, los estrógenos activan en las niñas las áreas dedicadas a la observación, comunicación especialmente oral y cerebro maternal (motivación, atención, protección). La testosterona hace al niño menos sensible a las emociones y a la relación social. También en la pubertad ocurren cambios en el cerebro XX o XY.

Picture4El funcionamiento del cerebro femenino es simétrico, es decir, se activan ambos hemisferios a la vez (el izquierdo y el derecho). El funcionamiento dle cerebro masculino es asimétrico. Poner en marcha un razonamiento no supone en ellos activar al mismo tiempo las emociones. Consiguientemente, unos y otros desarrollan diferentes habilidades:

– La estrategia femenina en temas visoespaciales es predominantemente de “recuerdo y reconocimiento”, mientras que la masculina es la de “construir” manipulando mentalmente el objeto con el fin de reorientarlo en el espacio.
– Las mujeres aventajan a los hombres en fluidez verbal.
– Las mujeres superan a los hombres en los movimientos finos y secuenciales de los dedos.
– Los hombres son más hábiles arrojando objetos con precisión y más rápidos al tomar decisiones.
– Las mujeres están más en los detalles y tienen mejor memoria a corto plazo.

También existen diferencias específicas en el procesamiento de las emociones, lo que lleva a que:

– Las mujeres sean más vulnerables que los hombres a la presión psicológica que suponen los conflictos interpersonales.
– Las mujeres son más susceptibles a la depresión, desórdenes de ansiedad y transtornos de la alimentación.
– El estrés agudo facilita el aprendizaje y la memoria en los chicos y lo reduce en las chicas.
– El estrés crónico afecta más a los varones que a las mujeres.
– Varones y mujeres usan diferentes estrategias para comprender la expresión facial de las emociones de alegría y tristeza.
– Las mujeres recuerdan emociones y los varones recuerdan acontecimientos. (Por eso a las mujeres les cuesta más perdonar).
– Los cerebros femeninos predisponen a la empatía y los masculinos a la sistematización.

Las diferencias sexuales en el cerebro destacan el aspecto complementario de la mujer y del varón en la familia, en la empresa y en la sociedad. Como muestra de estas diferencias, evidenciadas en la llamada intuición femenina, os invito a ver este spot publicitario ¡A las madres no se las puede engañar!

Imagen de previsualización de YouTube

Recibe el blog de NCH en tu buzón

6 Comentarios

  1. Buen contacto el de Natalia. Seguiré leyendo sus estudios.
    Danke

  2. Roberto Marugán Giró

    Este es un tema de mucho interés y que comparto en su contenido. Tengo dudas sobre la afirmación de que el cerebro de los animales, no evolucione o no lo pueda hacer. RMG.

  3. En el debate que nos presenta la ideología de genero este es un tema del que se aferran con insistencia y el quiere imponer a rajatabla, la igualdad. La exposición ayuda a clarificar ideas y conceptos, además de desmontar la idea de la igualdad entre el hombre y la mujer. Lo que hace bello la vidas es la diversificación y por supuesto la complementación. Es tan simple afirmar esta aseveración como saber que existo, que estoy vivo y que esa persona soy yo. Linda nota Nuria. Gracias por tu gran aporte.

  4. Me ha gustado mucho Mª Nuria!! My buena reflexión. Añadiría, el ejemplo gracioso conocido por muchos (http://youtu.be/cK0aWSTK7XI, extracto de 5,46min para el que no lo haya visto) Titulado: Diferencias entre el cerebro de la Mujer y del Hombre por Mark Gungor. En el que los hombres, tenemos en el cerebro cajas de pensamientos. Que las mujeres inter-conectáis todo (Sin cajas, todo cableado a una engría llamada “Emociones”). Y los hombres solo podemos estar en una caja cada vez porque están cuidadosamente separadas: si hay una abierta solo se usa lo que hay en ésta y para ir a otra hay que cerrar la anterior. Hay una parte graciosa y curiosa (Refiriendo a un Estudio de la Universidad de Pensilvania) en que explica: La mujer le pregunta al hombre, ¿En que piensas? y el responde (Está en la caja de la nada): en Nada. Y a veces es verdad. Discrepo del video de Mark Gungor, en que no podemos ser aconsejados por mujeres (cuando dice que solo le explicamos nuestros problemas a hombres), pero si que creo un acierto que nos cuesta ayudar a las mujeres cuando tienen un problema. Y totalmente de acuerdo en que una madre sabe siempre lo que piensas. Bss.

  5. Tema de gran interés y que, probablemente, una aproximación reduccionista deje pasar por alto algunas piezas del puzzle que el estado actual de la neurociencia y la tecnología utilizada para su investigación (muy precaria aun) no esté aun considerando. El futuro de las investigaciones sobre este inquilino que tenemos en la azotea nos desvelaran cambios en nuestra propia concepción del “yo” y probablemente desplazaran nuestro concepto centralista de la “conciencia”, “el libre albedrio” y “la libertad” con tal magnitud como Galileo desplazo la tierra del centro del cosmos.
    Que obra maestra tan desconcertante es el cerebro que en sus detallados circuitos se esculpe el paisaje de nuestras vidas.
    Muchas Gracias por tu artículo Nuria!!

    PD – En relación a la influencia del entorno sobre la herencia genética de los animales. Invito a la lectura de los trabajos de Stephen Suomi. SUOMI, J.S. 2004 <>. Research in Human Development, 3:205-222.

  6. Maria Hdez-Sampelayo

    Nuria

    Muchas gracias por compartir esta sintesis tan clara sobre las diferencias entre hombres y mujeres. Un tema de gran interes y que a veces no es facil de explicar.

    Lo compartire con mis alumnos y colegas.

    Gracias por la foto que me enviaste….

    Maria

Entradas recientes