¿Vivimos hipersexualizados?

Para repetir continuamente a nuestros hijos

Hace pocos meses, mi amiga Anna Plans, presidenta de la Asociación de Consumidores de Medios Audiovisuales de Cataluña (TAC), publicó un escrito titulado: Niñas hipersexualizadas, en la sección de participación en La Vanguardia. En solo cinco días, un total de 33.031 personas demostraron su interés por conocer la problemática que presentaba. A raíz del interés suscitado, el medio abrió un debate y también ha publicado un extenso artículo bajo el nombre de Infancias robadas. Como su intención es hacer un llamamiento a madres y padres, y a la sociedad en general, especialmente para acabar con la hipersexualización de las niñas, la invité a exponer sus investigaciones y conclusiones en nuestro I-WiL Lunch de octubre, porque todos tenemos hijos, nietos, sobrinos, o estamos implicados en el mundo de la educación de jóvenes.

Comida de networking I-WiL

Explica Anna – que también es HR & Organization Manager en Contel– que «la realidad es que estamos en una sociedad hipersexualizada en la que se habla de sexo hasta para vender un helado a las cuatro de la tarde. La hipersexualización tiende a enfatizar el valor sexual de la persona por encima de otra cualidad que pueda definirla. Y parece que detrás de todo ello hay un interés meramente económico: el sexo vende. Ya hay quien lo ha bautizado como “marketing del amor”.

En la sesión hace un recorrido muy ilustrativo por todas las redes sociales, especialmente aquellas como Instagram donde más actúan los niños y adolescentes, así como por las diferentes figuras y nuevos delitos que se han originado con la hipersexualización de nuestra sociedad (sexting, grooming, pornografía, ciberacoso…). Os dejo a continuación el vídeo para que podáis informaros de todo. ¡Seguimos!

 

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

Más mujeres en Consejos

Con Anna M. Birulés, al comienzo de su inspiradora sesión (Foto Peña Solano)

«El mundo ha cambiado tanto en los últimos tiempos… Nada de lo que era continúa siendo. Hoy hay una gran demanda de inclusividad …y de tener impacto. A mí siempre me ha interesado sobre todo tener impacto, el «Business as usual» me ha interesado lo justo…»

Compartiendo esta visión ha comenzado Anna M. Birulés, ex ministra de Ciencia y Tecnología, su inspiradora sesión en una nueva edición de nuestros I-WiL Breakfast, esta misma mañana en IESE Barcelona. En la actualidad, además de miembro de diversos Consejos Asesores y Fundaciones, pertenece a los Consejos de Administración de Mediolanum, Neinor Homes, Grupo Pelayo, y preside Finaves V, una de las inversoras-seed de IESE.

Ya desde pequeña, Anna sabía que quería sobre todo hacer cosas, pero no tenía nada claro en qué dirección. Por eso, enfrentarse a la decisión de elegir tres carreras al terminar el bachillerato la llenó de preocupación. Fue consciente de que, de algún modo, se estaba condicionando la vida, porque siempre ha intentado huir del determinismo, contra el que propone formación constante y trabajo duro, básico para adaptarse a los cambios. Con la perspectiva que da el camino recorrido, puede reconocer ahora que lo que ha permeado continuamente su trayectoria ha sido su afán de querer mejorar las cosas, los procesos y a las personas.

«Mi idea era dar el máximo de mí misma…¡y que se me reconociera!»

Panorámica de algunas de las 50 participantes en el I-WiL Breakfast

Hoy hemos mejorado en temas como diversidad, inclusión, pero seguimos hablando poco de toma de decisiones, así como de procesos y estructuras…

Cuando durante su servicio público presidió cuatro Consejos de Ministros de Industria, Investigación, Telecomunicaciones y Audiovisual de la UE, en un momento álgido de la visibilidad de España, visualizó, de primera mano, el gran potencial de nuestro país. Hoy echa de menos un liderazgo más innovador, abierto y con una mirada femenina, no tanto en lo que se refiere al número de mujeres como a sus valores: un mundo menos cuadriculado y defensivo.

Anna reconoce que «tu compañero de vida ha de ser un auténtico partner, un socio, a todos los efectos, más allá del tema de la mera conciliación». En este sentido, señala que este tema de la integración vida personal y profesional sigue en un estado deficiente en los niveles directivos.

Como conclusión, nos ha ofrecido una lista de los que, a su juicio, son los elementos más valiosos en este mundo complejo: transversalidad, horizontalidad, cooperación, innovación y empatía. En ello, las mujeres pueden aportar mucho, si forman parte de los órganos de gobierno y toma de decisiones, no solo en número, sino especialmente en calidad.

Mujeres en Consejos

I Encuentro de Alumnae del Programa Enfocado Mujeres en Consejos, Madrid

Esta semana hemos reunido en IESE Madrid a un nutrido grupo de IESE Alumnae de diferentes ediciones de nuestro programa «Mujeres en Consejos de Administración». El 70% son consejeras, el 30%, consejables. De las primeras, un 18% están en un consejo, un 50% en 2 y un 32% en 3 o más consejos. Con el título de «Trayectoria hacia el Consejo y desde el Consejo», tuvimos el privilegio de escuchar a Natalie Picquot, directora general de Twitter España, ahora consejera en MásMóvil, y a Aurora Catá, socia en Seeliger y Conde, y con una amplia trayectoria como consejera, desde Antena 3 hasta el  Banco Sabadell. Nos gustó ver, una vez más, a mujeres que llegan, en estos dos casos con familia numerosa (Natalie es madre de 4 hijos y Aurora de 3).

Ayer, en el campus madrileño de la Universidad de Navarra, participé en el panel «Desafíos del Consejo de Administración en las Empresas Familiares», junto a Ignacio Ferrero (Decano Económicas, Univ. Navarra), Carlos Arbesú (del Instituto Humanismo y Empresa), autor del libro «Trabajando el consejo de la empresa familiar», Ricardo Martí-Fluxá (presidente del Instituto Humanismo y Empresa), Juan Corona (director del Instituto de la Empresa Familiar) y Andrés Sendagorta (presidente de SENER). Me preguntaron los temas ya clásicos y les recordé que, sin cuotas sancionables, hemos llegado al 24% en las empresas del IBEX, y es factible llegar al 30%, que propone el CNMV para el 2020. Quedan 14 meses y se trataría de invitar a entrar a 1 mujer en cada consejo. Los consejos de las empresas familiares ya van por delante con un 33%.

El I Encuentro fue todo un éxito, y una satisfacción motivadora comprobar las trayectorias de nuestras antiguas participantes. La próxima edición de nuestro Programa Mujeres en Consejos será el 16 y 17 de marzo y el 20 y 21 de abril, en el campus de IESE Madrid.

Aquí os dejo una foto de familia de todas las presentes en el Encuentro.

 

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

¿De verdad el «cambio climático» es antropogénico? ¿Qué dice la ciencia?

A propósito del cambio climático y sus causas, este último fin de semana se han intensificado los #fridaysforthefuture (o «viernes por el futuro»), movilizaciones anti-cambio climático que tienen lugar en todo el mundo, comenzando con una «huelga general por el clima»-organizada en más de 100 países-, que se celebró este viernes 20 de septiembre, anticipándose a la Cumbre de la ONU contra el cambio climático, que ha reunido a decenas de presidentes en Nueva York este pasado lunes 23. Las acciones culminarán con la llamada Huelga Mundial por el Clima, el día 27, con cientos de manifestaciones y movilizaciones convocadas alrededor del globo, también aquí en España. Un colega me confesaba su inquietud cuando sus hijas le advirtieron de que lo verían como un auténtico irresponsable y un mal padre si no las acompañaba a la manifestación de este viernes…

Casi cada día se dan cita en los medios informaciones aparentemente opuestas. Por un lado, desembarca en Nueva York la estudiante y «activista» sueca de 16 años Greta Thunberg, siempre acompañada por su «coach», Ms. Neubauer, de la One Fundation, con frases como «quiero que entren en pánico. Que sientan el miedo que yo siento cada día y ¡después quiero que actúen! Que actúen como si la casa estuviera en llamas. Porque lo está», o «no quiero que me escuchen, quiero que escuchen a los científicos y quiero que se unan detrás de la ciencia»…

Por otro lado, la OCDE alertaba de las diez consecuencias medioambientales más alarmantes para la economía, en su informe Environmental Outlook to 2050: The consequence of inaction, que podéis leer resumido en este artículo.

En los discursos y vídeos se habla de una mezcla de correlaciones sin causalidad clara entre elementos de lo más variado, como la invasión de plásticos en nuestras aguas, los incendios provocados por el hombre… y el aumento de la temperatura y los fenómenos naturales de tinte catastrófico como inundaciones, sequías. Todo ello produce una sobrecarga emocional sobre muchos ciudadanos que ya afecta a millones de personas (y no solo jóvenes) que hoy sufren solastalgia, también llamada eco-ansiedad, angustia climática o burn-out ecológico, por sentirse parte del problema e impotentes ante el mismo.

¿Debería Greta estar en el colegio y no en las calles, como se pregunta este artículo de El Público? ¿Qué hacen los padres de una menor, permitiendo lo que para muchos es clara manipulación o, llegando incluso más lejos, un caso de abuso de la menor?

Pero hay muchos otros datos. Os dejo «otra verdad» sobre el cambio climático, la del ingeniero chileno Douglas Pollock, «La verdad sobre el cambio climático. El negocio de la ONU». Algunos datos que aporta son:

  • Bo KJellén, jefe negociador climático de Suecia del IPPC, acuñó en 2008 el nombre de «Cambio climático», en respuesta al desgaste que sufría el de «calentamiento global» (en realidad «entibiamiento», está mal traducido del inglés). Con esta etiqueta de #CambioClimático hoy se quiere «explicar» todo. Polloc afirma, con datos, que todos los calentamientos globales ocurridos en los últimos 10.000 han sido mucho más intensos, por eso a este de ahora lo llama «entibiamiento» (y dice, además, la mano del hombre solo ha afectado en un 5%). Es relevante que durante el gran calentamiento global que ocurrió en la Edad Media, época en que se construyeron los castillos y las grandes catedrales, la humanidad prosperó como nunca. El frío mata 20 veces más que el calor, como se refleja en este estudio publicado en el prestigioso The Lancet Journal.
  • El CO2 fue «satanizado» por Obama (y luego recogido en estos términos por la ONU) a golpe de decreto, declarándolo gas altamente contaminante y muy perjudicial para el ser humano. Pollock recuerda que el CO2 es el «Gas de la Vida», y que en la actualidad estamos en mínimos históricos en la Tierra. Si disminuye un poco más, empezarán a morir plantas y árboles, seguidos del reino animal. El área púramente desértica del Sáhara se ha reducido en 300.000 km2, gracias al reverdecimiento que ha producido en la Tierra el, por otro lado, mínimo aumento del C02. El CO2, en contra de lo que afirma la ONU, no es el causante del calentamiento global. Lo son las grandes fuerzas de la naturaleza, principalmente el sol. La influencia humana es prácticamente nula.
  • Si el negocio de las drogas mueve 600.000 millones de dólares al año, el negocio del cambio climático -con la ONU a la cabeza- mueve el doble, 1 billón 300.000 millones al año. Según Pollock, los principales objetivos de las Naciones Unidas son fundamentalmente dos: primero, el reparto igualitario de la riqueza global (¿socialismo?) y, segundo, el establecimiento de un gobierno mundial con la ONU a la cabeza.

Y acaba preguntándose: ¿por qué se ha salido Trump del Acuerdo de París? ¿Hay realmente una crisis humanitaria derivada del cataclismo que se nos viene encima, según la ONU?

Podéis verlo todo en este vídeo. Después, vosotros tendréis la palabra. ¡Seguimos!

 

 

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

Otras entradas