¿Nativos…o huérfanos digitales?

Si estáis leyendo este nuevo post, es posible que queráis reenviarlo a vuestros contactos en alguna de las muchas redes sociales que todos utilizamos cada día…twittearlo, colgarlo en Facebook… Son acciones que realizamos cada día. Además, los avances de la tecnología nos lo ponen cada vez más fácil: nos guardan las contraseñas, nos recuerdan las páginas que hemos visitado, completan direcciones apenas empezamos a teclearlas… De hecho, al final de esta entrada encontraréis los botones de varias de esas redes sociales. Os animo a que veáis este vídeo:

Imagen de previsualización de YouTube

En una carpa en el barrio de Dansaert en Bruselas le preguntaron a un grupo de personas si les importaría que el adivino Dave intentara leer sus pensamientos. Él “lee” cómo es su casa, qué clase de bicicletas tienen … y sus números de cuenta. Al final se evidencia cómo podía saberlo todo. Son los llamados Data brokers o comerciantes de datos, nuestros datos. ¿Cómo se enfrenta un nativo digital a esta realidad que, seguramente, desconoce?

Nuestros hijos y las TIC

En el I-WIL Lunch de este mes, mi amiga Anna PLans, Directora de imagen y comunicación en Contel,  politóloga y gestora de procesos, marketing y personas, nos habló de “Padres perdidos, hijos conectados. ¿Qué hacer con las tecnologías?” Tras su exhaustivo trabajo de investigación, para ella se hizo evidente que nuestros hijos no son solo nativos, sino también en muchos casos huérfanos digitales, porque como padres hemos abandonado la responsabilidad de estar con ellos en las redes. Como es evidente que no podemos ir de la mano con ellos, no nos lo permitirían, Anna nos ofreció una serie de datos y puntos de reflexión de las que os recuerdo algunas aquí:

  • Pornografía: el mayor grupo de consumidores en internet es de entre 12 y 17 años. Los adolescentes “aprenden” relaciones sexuales en internet a los 14 años: la mayoría no ha dado aún su primer beso. Se observa una sexualización precoz de las niñas.
  • ¡Depredadores sexuales de 14 años!
  • Ciberacoso: 82.000 menores de 16 años, alumnos de colegios e institutos públicos, han sufrido cyberbullying.
  • Suicidios de adolescentes y jóvenes tras acoso o exposición sexual en las redes.
  • Niños menores de 7 años ya involucrados en sexting, o envío de mensajes con imágenes sexuales.
  • Groomers: Adultos que se hacen pasar por menores para conseguir fotos comprometedoras y chantajear.

IMG-20170216-WA0003

Como veis, el panorama no puede ser más alarmante. Nos llegan avisos de los colegios de nuestros hijos, policías y otros expertos les dan charlas sobre estos temas, y así pensamos que están protegidos. No es así. Puede que estemos haciendo de nuestros hijos unos huérfanos digitales. Los llamados nativos digitales no son tales, como explican Susana Lluna y Javier Pedreira, en su libro “Los nativos digitales no existen”:

“Hoy en día estamos acostumbrados a oír la expresión «nativo digital» para referirse a los nacidos a partir de mediados de los noventa, quienes, supuestamente acostumbrados a la presencia de ordenadores y otros dispositivos digitales en sus vidas, no necesitan que nadie les enseñe a utilizarlos. Pero esto dista mucho de ser así y es un error considerar a estas generaciones competentes en el uso de la tecnología por el mero hecho de haber nacido con ella. ¿Acaso por nacer en una familia que hable castellano dominamos el idioma?

Muy al contrario, no se trata de una generación especialmente dotada de conocimientos, habilidades o intereses en lo que al uso de las llamadas «nuevas tecnologías» se refiere, y cuando manejan programas distintos a Instagram, Snapchat, YouTube u otros que utilizan para descargarse música y películas, muchos de ellos son bastante torpes. Más bien deberíamos hablar de huérfanos digitales con una preocupante falta de formación.

paquete-de-iconos-flat-de-las-redes-sociales_1051-1087

Considerar que estos jóvenes van a saber aprovechar el enorme potencial de estas tecnologías en su desarrollo como personas y en el progreso de nuestra sociedad de forma casi instintiva, sin que tengan el apoyo de la familia y sin que diseñemos y apliquemos planes educativos al respecto, resulta absurdo.

En otras palabras, los nativos digitales, más que existir, sobreviven, y nosotros como padres, políticos y educadores debemos ayudarles. Este libro, en el que colaboran expertos en la materia de diversas disciplinas, quiere aportar una visión distinta, por lo que nos parece una herramienta fundamental para la labor que tenemos por delante.”

Anna Plans nos da unas recomendaciones para ocupar el papel que nos corresponde, educando a nuestros hijos también en su comportamiento digital:

  • Desarrollo de hábitos y virtudes, como ya nos decía Aristóteles: ponérselo más difícil reduciendo el acceso a wifi, los datos…
  • Retrasar al máximo la edad de acceso a las redes sociales y el uso del móvil.
  • Formarse y estar en sus redes: acompañamiento digital.
  • Dar ejemplo de desconexión: lo que nos vean hacer es lo que les llamará la atención, no tanto lo que les digamos.
  • Tener zonas y momentos offline. Encontrar alternativas para estos momentos. La combinación lectura + deporte + amistades offline puede funcionar muy bien, acompañados de nuestro ejemplo.

Por algo será que los “cerebrines” de Sillicon Valley no dejan que sus hijos tengan acceso, no solo a las redes sociales, sino tampoco a los aparatos. No tienen móviles, tabletas, tv…

IMG_20170216_171716

Esta misma mañana, el ministerio del Interior ha informado de la detención de una red de pornografía infantil. El dato más sorprendente, dentro de lo duro de las imágenes: la reducción de la edad de los consumidores (sí, de los consumidores) de ese material. Adolescentes.

No dejemos que sean huérfanos digitales, hagamos pedagogía con ellos, ayudándoles a anticipar las consecuencias de no saber poner límites en cuándo, cuánto y con quién conectarse.

 

 

 

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

Ser “influencer”, al servicio de los demás

 

Recientemente, el periódico ABC me ha reconocido, junto con mi amigo y colega de IESE el prof. Jordi Gual (con el que durante años compartí espacio de trabajo en la buhardilla del edificio del decanato en el IESE Campus Sur),  como uno de los 100 españoles más influyentes de 2017. Es un honor, claro, y sobre todo una responsabilidad. Tener visibilidad hoy en día es algo a lo que muchos aspiran y es relativamente fácil, o al menos más que antes: las redes sociales son un podium que te puede encumbrar fácilmente a ser mundialmente conocido. (Aquí podéis ver a los otros 98 elegidos, clasificados por áreas de influencia).

Con mi amigo y colega el prof. Jordi Gual, actualmente al frente de CaixaBank.

Con mi amigo y colega el prof. Jordi Gual, actualmente al frente de CaixaBank.

El  anglicismo influencer ya forma parte del vocabulario habitual. Yo lo entiendo como un medio para seguir ayudando a construir un mundo mejor. Desde mi posición en el IESE, como profesora, investigadora, directiva y consultora, me ocupo de algunos temas clave que pueden suponer un avance necesario para nuestra sociedad, y de los que se hacen eco dentro y fuera de España, como podéis leer en este artículo.

La conciliación de nuestra vida personal, familiar y laboral es uno de esos temas que, en los noventa, cuando empezamos a hablar de ello, era casi inexistente en los medios de comunicación y más aún en las empresas. Sin embargo,  hoy ya hemos adelantado mucho en la etapa de sensibilización de todos. Y el tema es ya frecuente en los medios y en la calle.

Según el Barómetro “Ulises”, que esta semana publica el periódico 20 minutos, se confirma la tendencia: el 83,3%  de los encuestados quiere una jornada laboral más europea. El barómetro señala las diferencias entre las Comunidades Autónomas. Cataluña y Andalucía están en extremos opuestos:

Los catalanes se muestran más a favor de adelantar las costumbres diarias: un 62,5% adelantaría la hora de comer y un 64,4% haría lo mismo con la cena. Los andaluces se sitúan en el lado opuesto: la mitad (50,3%) está en contra de comer más temprano (más de diez puntos por encima de la media) y un 47,4% tampoco quiere cenar antes (más de siete puntos por encima).” (Podéis leer todos los datos aquí)cien-influyentes ABC

En la entrevista que me hace ABC con motivo de este reconocimiento afirmo que la sociedad española aprueba con un 5 “pelado” en conciliación porque en la etapa de su puesta en práctica aún queda mucho camino por recorrer. Otro de los temas que es caballo de batalla desde nuestro Centro de Investigación I-WIL es el de los horarios absurdos que vivimos en España. Greenwich, hora solar, prime time, “redesayuno” son algunas de las etiquetas más utilizadas cuando sale este tema en las conversaciones.

¿Habrá una Ley de Conciliación en 2017? En Cataluña, desde el Consejo Asesor de Presidencia de la Generalitat para la Reforma Horaria está en marcha un primer borrador de ley. A veces, como pasó con la ley antitabaco, se trata de decir «se acabó».

Estoy convencida de que seremos capaces de volver a nuestro huso horario, porque es un tema de sentido común con el que todos salimos ganando, aunque habrá que repensar en cada sector cómo sacar partido al nuevo escenario. Cuando nos recibieron los Reyes de España en audiencia a la Comisión para la Racionalización de los Horarios, se interesaron por cómo eliminar los obstáculos que existen para tener una jornada más racional, humana y productiva. Si queremos mejorar el tema de la conciliación, la salud, las horas de sueño, de ocio, de familia, de comida, de prime-time… hay que empezar por volver “a nuestra casa”… (como decíamos en este otro post que podéis leer aquí)

Todas nuestras células tienen una especie de reloj interno y todas siguen el ritmo circadiano, es decir, siguen al sol. Si el último domingo de marzo no cambiamos los relojes ya estaríamos en nuestro huso horario. (Podéis continuar leyendo la entrevista en ABC aquí)

Pero también hay otra manera de influir..  que es menos extraordinaria y más cotidiana:  la de ayudar a pensar a los empresarios y directivos… en el aula… a través de los debates y profundización de cómo afrontar los problemas con casos prácticos reales desde una visión holística de la  persona humana, empezando por liderarse a uno mismo para poder liderar a otros (Liderarme para liderar. Información aquí)); siguiendo por enriquecer y mejorar la relación con el cónyuge haciendo un reset de pareja (Me&You: Liderar es cosa de dos. Información aquí)); o reconociendo las diferencias y construyendo sobre ellas (Mujeres en Consejos, información aquí. Y  Mujer y Liderazgo, información aquí).

Todos ellos son temas que desarrollamos en distintos programas con una misma fundamentación antropológica y que amplían la visión y el corazón de los participantes, haciéndoles más conscientes y libres en su toma de decisiones, más consistentes y, por tanto, más capaces de construir relaciones de confianza positivas y duraderas.

Recibe el blog de NCH en tu buzón

La maternidad ¿patito feo o cisne?

Ser madre es difícil. Pero la maternidad es maravillosa. Sin embargo,  Samanta Villar se queja en un libro que ha publicado recientemente, “Madre hay más que una”, de lo negativo de ser madre, de su decepción y de la irreversibilidad de la situación.  Ella ha forzado la naturaleza, con lo que eso supone. Porque la naturaleza siempre responde, conocéis ese dicho popular de que “nunca perdona”. Forzar la naturaleza suele suponer algún efecto indeseado, efecto boomerang, como le ha pamaternidadsado a ella: han llegado dos niños en lugar de uno… y todas las otras quejas que plantea en el libro, como su denuncia de la picaresca que hay alrededor de la donación de óvulos en España que, según ella, debe ser regulada por ley. También habla de sus derechos… (Podéis leer la entrevista aquí).

Pero los niños no son un derecho. Tampoco son una propiedad de los padres. Y es evidente, desde el inicio de los tiempos, que tener hijos supone sacrificios, dolor físico y psicológico, quebraderos de cabeza de todos los tipos, miedos, inseguridades….y todo aquello que rodea la vida humana, tan frágil y tan fuerte. Pero todo ello se ve superado con creces con la inconmensurable maravilla de la maternidad. No hay nada en esta vida que  dé lo que da esa relación maternal (o paternal) con el hijo, en términos de alegría, satisfacción de ver su crecimiento y desarrollo, amor correspondido sin pedir nada a cambio, felicidad inefable y profundo gozo.

Sin embargo, hay muchos factores externos objetivos que hacen difícil la maternidad en la sociedad actual. Recordemos algunos de esos factores que dificultan efectivamente ser madre, y de los que hemos hablado con frecuencia en este Blog:

1) Los extensos y rígidos horarios laborales: Las jornadas laborales más compactadas y no tan partidas, así como flexibles a la hora de entrar y salir del trabajo, tiene múltiples beneficios. Entre ellos se encuentran el aumento de la productividad, el aumento del número de horas de sueño, (26% de la población duerme menos horas de las recomendadas), menor estrés, menor fracaso escolar, mejor salud física y anímica, así como una mejor calidad de vida al ganar tiempo para las relaciones familiares y sociales, el deporte, el ocio y la cultura. (Podéis ver el post aquí)

2) La falta de flexibilidad en las empresas: Para Alexandra Vincenzi, MD Gestión de Patrimonios en Goldman Sachs, tras su baja maternal las prioridades habían cambiado, la carrera profesional ya no era la prioridad en su vida y anima a las mujeres a tomarse vacaciones de verdad, sin desperdiciar ni una hora!  Laia Crespo, Directora de Inversiones en Ysios Capital, confesó haberse perdido festivales de Navidad de sus hijos por “importantes reuniones”: hoy no recuerda de qué iban esas reuniones, pero no puede olvidar esas actuaciones que no vio…  (Aquí tenéis el post)

3) El escasísimo apoyo económico a la maternidad. Recordemos las afirmaciones de Albert Sales, profesor de Sociología de la UPS de Barcelona: “Formar una familia es muy duro en España, porque la estabilidad que se necesita para mantener un proyecto de vida es inexistente. Hay que apostar sin ninguna duda por la conciliación y forzar al mundo empresarial a que la facilite. También deberíamos ser capaces de garantizar desde lo público un sistema de rentas para que las personas puedan tomar decisiones a largo plazo en su vida”. (Podéis leer el post aquí)

4) Las infraestructuras deficientes y escasas. Estas son necesarias para que la mujer pueda desarrollar una maternidad sin sobresaltos añadidos. Contar con servicios de salud y recursos para el cuidado de los hijos mientras trabaja es indispensable hoy. Y algunas empresas ya lo van comprendiendo. Carlota Pi Amorós (EMBA del IESE y socia fundadora de HolaLuz.com) nos explica que en su empresa “se vive como en una familia”. El proceso de selección es extraordinariamente largo y exhaustivo, porque busca profesionales que crean que vida personal y trabajo profesional pueden incluso compartir el mismo espacio físico. Así, sus oficinas del puerto de Barcelona cuentan desde el primer día (cuando solo había un bebé) con una guardería. En las reuniones de empleados se pueden ver padres y madres con bebé en brazos, y encima de la mesa portátiles, móviles… y juguetes, biberones, chupetes. Carlota es madre de tres niñas y fue tras uno de sus embarazos cuando, vista la incomprensión del empresario, se animó ella a emprender con un paradigma integrador y más humano. (Todo el post aquí)

Guardería en las oficinas de la empresa El Pozo

Guardería en las oficinas de la empresa El Pozo

5) El estilo directivo también es un factor determinante y este depende de la visión de la realidad, que a su vez depende de la experiencia. Mirad este artículo en el que una directiva pide perdón

En la II Conferencia Women in Leadership del IESE, recordé que sin niños no hay clientes, como recoge La Vanguardia en este artículo

La maternidad, como en el cuento, es tratada como el patito feo, incomprendida, no valorada…, siendo, en realidad,  el cisne que permite la supervivencia, el desarrollo y belleza de nuestra sociedad.

Este vídeo me inspiró el post de hoy. Si nos decidiéramos a apoyar a las madres de los bebés humanos como apoyamos a las de los animales…

Imagen de previsualización de YouTube

Recibe el blog de NCH en tu buzón

Otras entradas