Mentiras de familia

“Se ha dado un poder excesivo a la palabra de la mujer… Pero, en los últimos años, la palabra de la mujer equivale a la verdad. Y esto es una barbaridad”.

Así se expresa la magistrada de la Audiencia Provincial de Barcelona, María Sanahuja, en un vídeo realizado por la productora danesa RVPRODUCTION, y que podéis ver al final de este post. El abogado Javier Pérez-Roldán denuncia que los hombres que lo han perdido todo por una denuncia que luego se comprobó que era falsa no cuentan con todo el entramado de ayuda que se detalla en el vídeo. Son ayudas de todo tipo (de vivienda, laborales, médicas, de apoyo familiar y social) que proporcionaba entonces el ya desaparecido ministerio de la Igualdad, y que hoy facilitan otros organismos gubernamentales y no gubernamentales, estatales, autonómicos, etc.

Dice el conocido juez de menores granadino Emilio Calatayud:

“Generalmente, los jueces archivan estos casos en los que la denunciante ha mentido flagrantemente. Pero los magistrados podrían seguir el procedimiento hasta el final y remitir las denuncias falsas al juzgado Decano para que luego éste las repartiera entre los juzgados de Instrucción, donde finalmente se dictaría sentencia en contra de quien ha engañado para obtener una situación favorable en la separación.”

Otra fuente, que prefiere preservar su identidad, revela la influencia que estas mentiras pueden tener:

El 80 o 90% de los informes del psicosocial desmienten las duras acusaciones que se hacen los progenitores. Por ejemplo, que la otra parte está perturbada psicológicamente. Pero engañar es perjudicial, porque cuando yo descubro que alguien se ha inventado hechos importantes automáticamente pienso que habrá mentido en otras partes del proceso y eso se refleja en la sentencia“.

Hace un tiempo hablamos de este tema, que continúa siendo sangrante, al referirnos al SAP (Síndrome de Alienación Parental) que sufren algunos padres. Con ello queremos hacer visible su propio sufrimiento y el de muchos  hombres en España que sufren el mal uso de la ley por parte de las mujeres, que lleva a  privar a los hijos de su padre, y al padre de sus hijos.

La magistrada Sanahuja explica en el vídeo que otorgar automáticamente la custodia total a las madres es un arma de doble filo, porque se ven privadas de espacios para desarrollarse personal y profesionalmente. Justamente en ese sentido, esta semana se ha conocido la sentencia pionera de un juzgado de Córdoba que obliga al padre a compartir la custodia de sus hijos (el mayor discapacitado y con necesidades especiales), a la que se había negado, ya que la madre sola no puede hacerse cargo de ellos. El juez dictaminó que la discapacidad del hijo se había visto agravada por la exclusividad de la custodia.

Os dejo con el vídeo y espero vuestros comentarios. ¡Seguimos!

Imagen de previsualización de YouTube

Recibe el blog de NCH en tu buzón

De sistemas y personas en las organizaciones

No debe haber una brecha salarial entre hombres y mujeres, y en Google trabajamos para evitarlo. Los salarios son propuestos por un algoritmo donde el sexo no forma parte de los datos que maneja. Sí se considera qué puesto tiene, qué nivel, cuál ha sido su evolución, que objetivos tenía y qué es lo que ha conseguido. Es el propio algoritmo el que propone las subidas salariales y el esquema salarial de cada empleado cada año”.

Fuencisla Clemares se refiere con estas palabras de la semana pasada al uso de sistemas para luchar contra la brecha salarial, uno de los problemas más analizados en los últimos tiempos, pero aún más en la actualidad, de manera especialmente visceral, quizá. Hace un par de meses, cuando estuvo en IESE en una edición de nuestros Inspiring I-WiL Breakfast, la directora general de Google (España y Portugal) ya nos hablaba de la enorme preocupación que les moviliza en el gigante tecnológico para conseguir esa medida de elemental justicia, y afirmaba que los procesos formales han sido creados y son implantados en su mayoría por hombres, de ahí la necesidad de conocer su sesgo inconsciente y el nuestro, y no dejar que nos domine o dirija (Leer más).

En Noviembre, la multinacional de servicios de hostelería Sodexo celebró un Congreso sobre Calidad de Vida y analizó el papel de las personas en la era de los algoritmos. Su director general, Michael Landel,  destacó que las personas deben seguir siendo el centro del pensamiento. Como ha dicho Fuencisla Clemares, a pesar de ese algoritmo que usa Google para ajustar los salarios de ellos y ellas, hay que estar encima, comprobar de vez en cuando los posibles desajustes y el resultado en la vida real: “Pese a todo, la compañía dispone de grupos de personas que se encargan de analizar si se está produciendo o no una diferencia salarial entre hombres y mujeres”, resume El País.

Porque una cosa son los números y sus fórmulas, y otra las personas que las usan.  El directivo debe tener la última palabra. Pero las personas también presentan “desajustes y variables”, sus propios criterios y preferencias, además del consabido sesgo inconsciente contra el que luchamos de continuo. Es, pues, fundamental conocernos y ser capaces de liderarnos para luego liderar a los demás, porque no solo son necesarios los sistemas para dirigir -como hemos visto en este post-, sino también los valores y los estilos directivos, que vamos a tener ocasión de trabajar aquí en IESE, en nuestro Programa Enfocado Liderarme para liderar, que tendrá lugar en Barcelona los días 14, 15 de marzo y 16 de abril de 2018.

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

IESE drivers for life

Desde pequeña he vivido el mundo de las obras, a través de mi padre, como algo muy cercano. Pero es verdad que siempre me ha tocado ser la primera mujer que desempeñaba en cada momento ese puesto de trabajo: jefe de obra, delegada de zona, directora general… En cualquier caso, las cosas cambian; en estos momentos más de un tercio del total de alumnos de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos son mujeres (cuando yo acabe éramos un 5/10%) y en las obras trabajan cada vez más, no solo como administrativas, sino como topógrafos, jefes de producción o de obra, etcétera.”

Seguir leyendo >>

Recibe el blog de NCH en tu buzón

Otras entradas