Lo que no hizo ningún líder

¡Feliz Pascua de Resurrección a todos!

Disfrutad de este bonito vídeo.

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

 

 

 

 

Recibe el blog de NCH en tu buzón

Mujer y pensiones: una brecha mayor que la salarial

rueda-de-prensa-estudio-impacto-de-las-pensiones-en-la-mujer

En la rueda de prensa con Tomás Muniesa y Jaime Lanaspa

Ayer presentamos en el Palacio Macaya de Barcelona con D. Tomás Muniesa, consejero delegado de Vidacaixa y D. Jaime Lanaspa, el estudio que hemos elaborado desde el Centro de Investigación ICWF del IESE, con Esther Jiménez y Marc Grau, sobre el impacto del sistema de pensiones en la mujer en España.

Nuestro estudio pone en evidencia que las mujeres tienen un mayor riesgo de pobreza durante la jubilación, ya que su pensión es de media un 38% inferior a la de los hombres.
La menor participación de las mujeres en el mercado laboral por entrar más tarde en él y tomar excedencias y tiempos parciales para el cuidado de dependientes provoca que el sistema público de pensiones perpetúe y amplíe la brecha salarial entre sexos.

Los hombres mayores de 64 años han trabajado una media de 43,4 años, mientras que las mujeres de esa franja de edad sólo lo han hecho un promedio de 12,8 años, la cifra más baja de Europa.
El actual sistema garantiza los mismos derechos entre sexos desde un punto de vista técnico, pero no tiene en cuenta las responsabilidades en el ámbito familiar. Premia a quienes no han interrumpido su trayectoria profesional para atender a sus familias y penaliza a los que abandonan sus trabajos para atender a sus familias, siendo la mayoría mujeres.

El sistema de pensiones debería replantearse para garantizar su sostenibilidad y dar respuesta a la vulnerabilidad de las mujeres. Además, debería tener en cuenta el trabajo de las mujeres en el ámbito familiar a través de desgravaciones y ventajas como aportar la cotización de las mujeres en caso de excedencia o computar como cotizado el tiempo dedicado a los hijos menores de 12 años o dependientes.

La esperanza de vida aumenta, siendo más longevas las mujeres, y la tasa del natalidad de 1,4 hijos por mujer está muy por debajo de los 2,1 hijos por mujer, la tasa de reposición necesaria para ser sostenibles como sociedad. Si todo sigue igual, en 2051 pasaremos de 8 millones a 15 millones de jubilados y la tasa de dependencia será igual a uno, es decir, que habrá un sólo cotizante por cada receptor de prestación por jubilación. Se deberían, pues, impulsar medidas de fomento de la natalidad en la línea de conciliar la vida laboral y familiar, racionalizar los horarios y utilizar la perspectiva de familia para desgravar algunos gastos domésticos si se invierten en productos financieros para una futura pensión.

estudio-iese-y-vidacaixa-impacto-de-las-pensiones-en-la-mujer

Tras la rueda de Prensa en el Palau Macaya

Debido a las dificultades para mantener la sostenibilidad del actual sistema de pensiones, se debería informar y formar a la población en una cultura del ahorro, siendo conscientes de que “el Estado no puede llegar a todo”. En España la cultura del ahorro es mucho menor a la del resto de nuestros vecinos europeos y el 80 por ciento ha sido en vivienda. Los beneficios de un plan de pensiones privado no deberían ser subestimados y se podría fomentar en las empresas y desde las Administraciones Públicas como ocurre en otros países europeos.

Aquí tenéis el informe completo con las 10 propuestas y un breve video para abrir boca.

Imagen de previsualización de YouTube
Recibe el blog de NCH en tu buzón

¿Menos es Más?

La campaña que la agencia de publicidad envía a sus clientes para que ellos mismos puedan salir a una hora decente nos da una idea del sinsentido de entornos laborales que se viven en España.

Imagen de previsualización de YouTube

Es una buena iniciativa, pero la hora debería ser las 5 o las 6, como en el resto de Europa, y no las 7… ¿No os parece? No es de extrañar que los españoles consideren como prioridad a la hora de buscar empleo no sólo el salario sino también la conciliación (link) y la flexibilidad laboral como incentivo (link), factores que disminuyen el absentismo junto a una jornada laboral breve (link).

El pasado 30 de marzo celebramos el día de los horarios racionales en España y el Gobierno y los españoles volvimos a perder otra oportunidad para volver a nuestro huso horario: Greenwich. Esperemos que sea en el próximo cambio de hora…  Un investigador de Oxford, JM Fernandez-Crehuet, está tratando de poner en números las bondades de  volver a Greenwich en España (link anterior post), a ver si con este estudio la clase política se decide a cambiar de hora, una medida que solo aportaría beneficios para los españoles, con cero coste.

Aquí tenéis el vídeo de una entrevista que nos hicieron con Ignacio Buqueras, presidente de ARHOE en El Mundo TV.

En esta entrevista expongo algunos de los numerosos estudios realizados desde nuestro Centro de investigación, ICWF. Los datos del IFREI se repiten en distintos países: al aplicar medidas de conciliación y flexibilidad se aumenta la productividad un 19%, y la intención de dejar la empresa es un 300 por cien mayor en un  entorno laboral rígido y de largas jornadas. De otro informe concluimos que tener un buen horario aporta más satisfacción a muchos trabajadores que tener un buen empleo.

La reducción de gastos de las empresas con jornada continua también son considerables. Según un reciente estudio de la Universidad de Zaragoza, el aumento de la productividad es de un 6% más que si la jornada es partida, sin contar los numerosos beneficios para la salud de los trabajadores a largo plazo.

Toda empresa debería establecer una hora de salida clara y cumplirla salvo “excepciones muy excepcionales”. Lo que se ha venido llamando una “política de luces apagadas” como la que la agencia de publicidad del vídeo intenta liderar. Los directivos han de transmitir al empleado la idea de que debe ser capaz de realizar su trabajo en las 8 horas de su jornada, y que si necesita más tiempo no es que sea mejor trabajador, sino que es más torpe, o pierde el tiempo o “el puesto le queda grande” o le han puesto objetivos imposibles, e intentar cambiar la política presencial por la de “menos es más”.

Un horario laboral flexible, trabajo a tiempo parcial, semana laboral comprimida, jornada reducida, jornada continua o teletrabajo son medidas mucho más productivas y que permiten compatibilizar la familia, el trabajo y la vida personal. Y en tu caso, ¿Menos es Más?

Recibe el blog de NCH en tu buzón

Otras entradas